La controversia en torno a Star Wars Battlefront 2 se ha esparcido por todo el ámbito gamer de la internet más rápido que los pedazos de Alderaan por la galaxia. EA, la compañía detrás del ahora infame juego en línea de la Guerra de las Galaxias, pensaba implementar un sistema de pago que le permitiría a sus usuarios invertir dinero real en comprar Loot Boxes, o paquetes de implementos con los que podrían aumentar su nivel y avance en el juego de manera desproporcionada en relación a los jugadores que quisieran avanzar por sus propios méritos e inversión de tiempo. Esto aunado al rumor de que lograr activar personajes y elementos, que con loot boxes se podrían conseguir en poco tiempo, a un jugador tradicional le tomaría docenas y docenas de horas de juego, desató la indignación y el espíritu revolucionario en los geeks de todo el mundo.

En este punto fue cuando la realidad superó a la ficción, o bueno, por lo menos llegó a igualarla, porque por más emocionante que haya sido el logro seguimos sin tener porgs, naves espaciales ni amigables androides que chillan o ruedan por las arenas de la vida.

Star Wars es en su esencia una historia sobre el ascenso y caída de un grupo déspota y opresor ante los menor equipados, pero más apasionados revolucionarios que lograron luchar y acabar con el régimen que los explotaba a pesar de todas las probabilidades. Con esto en mente, especulemos qué le habrá pasado por la cabeza a la persona que se sentó en una sala de juntas y dijo «¡Ja! Aprovechémonos de que somos los dueños de la Estrella de la Muerte para obligar a estos pobres fanboys a darnos todo su dinero con tal de pelear con un lightsaber que ni siquiera existe en el mundo real».

Pero la rabia geek fue suficiente. Puede que no podamos volar entre planetas a la velocidad de la luz, controlar objetos con nuestra mente o pasar horas quejándonos de la arena (hay que trabajar duro para comprar Funkos, ser geek sale caro), pero sí podemos usar Reddit. Y así fue. Tanta controversia, tantas quejas y tanta polémica hubo en torno al tema que todos los principales medios del mundo cubrieron la noticia.

EA tembló. Se dio cuenta de que la gran falla de ingeniería en su Estrella de la Muerte no era una pequeña trampilla por donde se podía destruir toda la nave, sino que intentar estafar y burlarse, sin ningún disimulo, de los mismos jugadores que son quienes van a pagar por su juego puede que no sea la mejor estrategia. Así que desactivaron la compra de cristales y loot boxes temporalmente, pero eso no ayuda en nada o por lo menos en muy poco. Prometen revisar de nuevo su sistema de compra y relanzarlo de una manera que genere mejor balance entre quienes quieren jugar el juego y avanzar en su propio tiempo y quienes quieren hacerlo de forma acelerada. El problema es que el avance acelerado del todo le quita la emoción al avance normal.

¿Para qué voy a invertir yo horas y horas de juego en construir y hacer crecer mi personaje y mi nivel como jugador si nunca voy a tener las mismas posibilidades que un chiquito millonario que llegó, se gastó una fortuna en un par de horas y se volvió más fuerte que yo sólo con una tarjeta de crédito? Esto a EA ni le importa ni lo entiende. Al fin y al cabo ellos no van a perder tiempo jugando. Van a estar muy ocupados yendo en sus propios vuelos privados a la luna con el dinero de nuestras compras, o bueno, algo menos fantasioso que eso pero igual de caro.

Como nos demostraron Luke, Leia, Han y sus secuaces, ante el Imperio hay que plantarse y no ceder jamás. Comprar este juego y aceptar las condiciones que nos impongan es, de nuevo, permitir que las grandes compañías se aprovechen de nuestro fanatismo y obsesión para exprimir nuestras cuentas bancarias y darnos experiencias vacías e insignificantes. Sigamos luchando, sigamos oponiéndonos, sigamos dejando de comprar aquello que se burla de la cultura geek en lugar de ayudar a hacerla crecer y convertirla en un espacio donde el amor por un wookiee peludo o por un Halcón Milenario nos una y nos haga soñar.

Actualmente existe incluso una investigación judicial contra EA por especulaciones de que ni siquiera contentos con el sistema de paga, estaban especulando todavía más haciendo que los loot boxes fueran completamente aleatorios y que el dinero invertido no fuera necesariamente equiparable al avance que garantizaría en el juego. Hay muchos factores y elementos que siguen desarrollándose en esta historia que todavía no acaba, pero lo importante es tomar una decisión ahora. ¿Dejaremos que gane la avaricia o guardaremos nuestro dinero para figuras de acción, juegos de mesa o incluso entradas para ir a ver Star Wars varias veces cuando salga? La decisión está en cada uno de nosotros y tomar la correcta es nuestra única esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here