Alguna vez se han preguntado ¿Qué pasaría si el diablo se cansara de administrar el infierno? ¿Qué puede sentir el diablo respecto a la maldad de las personas? Pues bien, el escritor de comics Neil Gaiman en su obra de culto Sandman se lo preguntó e hizo que el mismísimo satanás le diera las llaves del averno al personaje principal de la obra, esto con el objetivo de buscar nuevos horizontes. Esta pequeña explicación, con sus respectivas diferencias, es el punto de partida para una serie que nos relata como Lucifer Morningstar llega a Los Ángeles.

Y ¿qué podría hacer nuestro enemigo en la tierra? Pues sin duda alguna administrar un bar y cometer todo tipo de «deseos/pecados», sólo por diversión. Todo cambia cuando en una noche normal una de las tantas amantes de Morningstar es asesinada y este experimenta un deseo imparable de hacer justicia, y así convertirse en un «consultor civil» de la policía.

En su aventura Lucifer conoce a Chloe, una policía de Los Ángeles quien lo hará su compañero, confidente y amigo; también conoce a Dan (el ex esposo de Chloe) un policía «en todas las de la ley» y a su hija, una pequeña que nos robará el corazón desde que la vemos en pantalla; por último se cruzará con una psiquiatra que es más relevante para la historia conforme nos adentramos en la psique de Lucifer.

Del lado divino/demoníaco encontramos a Maze, la compañera inseparable y castigadora del infierno, a Amenadiel el hermano mayor de Lucifer quien viene con un propósito a la Tierra: devolver al Diablo a que cuide el infierno y, tal vez el personaje que menos encaja dentro de la mitología judeo/cristiana «Mom», que sería básicamente la esposa de dios y a quien por razones desconocidas se le castiga enviándola al infierno a ser torturada por su hijo y Maze.

Con esta pletora de personajes da inicio una serie que es sostenida por unas actuaciones brillantes, diálogos profundos en ocasiones y temáticas policíacas que nos harán dudar de las construcciones de los mitos cristianos en occidente; en resumidas cuentas es una serie ligera de ver pero que toca temas muy densos de una forma divertida y hasta onírica que permea las bases del castigo divino, la bondad, la mentira y la tesitura moral de las personas. Para ser claros, en esta serie Lucifer no es el malo de la película, es sólo un ángel caído a quien luego de portarse mal su papá lo castigó con la pesada tarea de administrar el infierno y castigar a los pecadores.

El punto más llamativo de la serie es, precisamente, Tom Ellins en su interpretación de Lucifer, el personaje está construido de forma tal que sentiremos empatía instantánea por su condición, pero no sólo eso, sino que la resolución del personaje por encontrarse a sí mismo nos pondrá en un viaje en donde muchas veces nos veremos encontrándonos a nosotros mismos en una especie de mimetismo que sólo habla de lo bien lograda de la actuación del personaje así como su construcción.

Así las cosas todo gira en torno a un narcisista/nihilista/sociópata/sincero ángel caído que demuestra con sus acciones y verborrea no ser un malvado, sino un castigador del mal, un ser divino sediento de justicia que tiene «daddy issues» y que, sin querer queriendo termina haciendo más bien del que se podría haber imaginado. Dicho esto, la serie se desvía bastante de su material fuente, pero, no por ello no es recomendable (además Neil Gaiman ha fungido como escritor en diversos episodios). Lucifer es una serie agradable de ver, con temática policíaca que, generalmente es un pretexto para seguir desarrollando una meta historia que a los que nos gusta la serie sólo queremos ver cómo se desarrolla. La serie en este momento se encuentra en su tercera temporada, el lunes 13 de noviembre del 2017 se estrenará el capítulo 7 y en esta nueva temporada añadieron a un actor que todos los geeks reconocerán: Tom Welling como el jefe de todo el departamento policial de Los Ángeles.

Si no tienen problemas con desenfocarse un poco de sus creencias (o si no las tienen del todo) Lucifer es una serie que les recomiendo bastante, es entretenida y ligera pero con diálogos que los pueden poner a reflexionar muchísimo además la selección musical es impecable (Tom Ellins es un gran cantante además de buen actor) y en general la ubicación del metraje hacen que disfruten muchísimo de sus episodios, en fin, recomendada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here