Hoy, 29 de Agosto, celebramos el día del Gamer, y podríamos hablar del orgullo que sentimos al tomar una consola o una PC, y dedicar horas de nuestra vida a vivir aventuras, a rescatar mundos, a ser astros del deporte o simplemente pasarla bien con los amigos y la familia; pero en vez de hablar de esas maravillas, tenemos que entender que somos Gamers gracias a tantas compañías que desarrollan videojuegos, algunas, con solo su nombre evocan nuestro interés y fidelidad. Hoy quiero hablar de una muy especial para mí.

 

Larga Vida a From Software

Para mí, cuando se hablan de compañías que me emocionan como Gamer, en la cima de mi top personal está From Software,  una compañía que le devolvió la dificultad a los juegos, nos hacen entregas que te retan como jugador en múltiples niveles, y eso, en estas épocas donde te indican después de 10 segundos donde dirigirte, es algo que agradezco de corazón.

Esta compañía nipona, vio la luz en noviembre de 1986, sí, más de 30 años de experiencia los avalan, y tienen a su haber 15 títulos desarrollados, pero en occidente son más conocidos por las sagas de Tenchu, Dark Souls y Bloodborne. Su primer gran éxito lo obtuvieron con el aclamado críticamente, Demon´s Souls, que un año después de su lanzamiento en Japón, toco suelo europeo y americano; éste fue el inicio de un leyenda para los jugadores de occidente, el clásico “YOU DIED”

Dentro de sus sagas, todos conocemos a Dark Souls, sucesor espiritual de Demon´s Souls, y posteriormente a Bloodborne, está ultima exclusiva de PlayStation; sus gráficos, música e historia, los convierten en verdaderas obras de arte, pero, no son juegos que la gente logre apreciar en su totalidad o decida jugarlos, detrás de ellos hay una etiqueta de «títulos demasiado difíciles», y no es mentira, realmente lo son, pero el mismo juego busca entrenarte, volverte más ágil, más astuto y sobre todo más cauteloso, cada muerte es una lección que aprender.

Para mí, From Software es un oasis en medio de los juegos de baja dificultad, donde el reto al jugador es casi nulo, nos da un mundo hermoso, donde el camino lo trazamos nosotros, no nos dice dónde ir o qué hacer, solo nos deja ser; nos invita a morir y levantarnos de nuevo, para así ir a recuperar lo que nos importa (no solo nuestras almas o sangre), sino también nuestro orgullo como jugador, porque el reto no está en un jefe o un acertijo especifico, el reto está en el ambiente y el protagonismo es nuestro.

Los invito a que pierdan el miedo y lo jueguen, y derroten por fin a ese jefe que los venció una y otra vez, y cuando lo hagan, se sientan ÉL Gamer alfa lomo plateado, dedos de trueno, reflejos de guepardo, y sientan esa satisfacción que corre por sus venas, al haber traído venganza y además demostrado quién es el mejor… sentimiento valido solo si no utilizan ayuda de jugadores online.

 

Este es solo un ejemplo personal, sin embargo, todos tenemos a ese grupo de ñoños (con cariño) que nos permiten ser gamers, que nos hacen vivir mundos increíbles y que nos convierten en héroes un día sí y otro también. En este día del gamer, quería dedicar una nota desde The Couch, a una de tantas compañías que hacen, que ser un jugador , valga mil veces la pena; nos encantaría -por supuesto- saber cuál es el tuyo. Contános de ese estudio que hace que sostener un control en las manos sea algo, simplemente, poderoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here