La recolección, construcción, y manejo de recursos llega a la Nintendo Switch de la mano de Humble Bundle, con un arte pixelado bastante colorido, llega un nuevo juego independiente llamado Forager, que aterriza en la consola de Nintendo para el disfrute de los amantes de construir cosas y buscar materiales en mundos abiertos (aunque esta vez, a escala reducida).

Forager presenta un pixel art vibrante, en un mundo que realmente logra sentirse vivo gracias a la cantidad de elementos con los cuales se contará en pantalla: Árboles, plantas, ciclo de día y noche, así como otros seres vivos que van desde slimes hasta gallinas, pasando por vaquitas adorables o toros furibundos, por comentar los que veremos al inicio. Además, cuenta con varias estructuras para edificar: hornos, forjas, molinos, etc., que a la vez nos dan el chance de craftear nuevos objetos. Otras características roleras están presentes, como un árbol de habilidades, que nos mantendrá ocupados pensando qué nuevas habilidades querremos desbloquear, pues todas traen ventajas muy buenas.

Estas ventajas se traducen en mejoras para nuestro personaje, como la posibilidad de ganar monedas cuando eliminamos a un enemigo, ganar experiencia extra al comer, o también otorga el conocimiento para crear nuevas estructuras.

Forager

La jugabilidad se centra en recolectar, la recolección nos da puntos de experiencia cada vez que cortamos un árbol, o cuando terminamos de picar una roca, estas actividades permiten subir de nivel, otorgando puntos de habilidad para gastar en el skill tree mencionado anteriormente. Forager tiene una jugabilidad repetitiva, aunque los calabozos que veremos de vez en cuando dan cierto aire de frescura, son medianamente complicados, y contienen nuevos enemigos con puzzles a resolver para llegar hasta el tesoro al final del camino.

En Forager nuestra misión es hacer crecer nuestro hogar (que precisamente no es una casa), este se asienta en una pequeña isla diminuta, donde con el tiempo, tras ganar monedas fundiendo oro, o encontrando tesoros, podremos expandirnos comprando nuevas islas colindantes a nuestra zona inicial. Y si bien no construiremos una casa, vamos a crear una gran variedad de cosas.

Al inicio de la partida recogemos madera y piedra poco a poco, al tiempo que tomamos pequeñas bayas para alimentarnos y regenerar nuestra energía. El trabajo de recolección es duro, y nuestra stamina se degenera con el tiempo, por dicha la comida abunda. Los metales como el oro, y hierro no faltan, pero también tendremos otras materias prima como algodón para crear telas, trigo para hacer pan, arena para construir cosas de vidrio, en fin, Forager tiene muchas opciones, y en general hay mucho para recolectar y crear. Aunque, probablemente a muchos les parezca algo repetitivo, yo me aburro tras una hora de pasar en la misma dinámica, pero prefiero ver a Forager como una experiencia casual a la que puedo entrar rápidamente unos treinta minutos todos los días para hacer un poco de avance.

Forager

Entre las cosas que no me gustaron está un efecto de temblor que se ve en pantalla cada vez que recolecto una roca o talo un árbol, es bonito las primeras dos veces, pero talar y picar es algo que hacemos mucho (mucho, mucho) y resulta bastante molesto en el mediano y largo plazo. También, como subimos de nivel, claramente hay una barra de experiencia la cual se llena conforme vamos realizando distintas actividades, lo que no me gusta es, que la barra siempre es visible en la parte superior de la pantalla, y al menos desde mi perspectiva, no es necesario, si apareciera al menos cuando vamos por la mitad del camino hacia el siguiente nivel, y luego pues, cuando alcanzamos el siguiente nivel, creo que le vendría mejor en aspectos de estética.

Para cerrar, creo que Forager es un buen juego, una buena propuesta casual en la que podemos perdernos un buen rato. Aunque eso depende de los gustos, si me preguntas, te lo recomiendo, tiene su encanto propio, el personaje es adorable: «Se parece a Fez» dijo mi hijo cuando me vio probando Forager, y el juego de crafteo resulta lo bastante fácil de entender como para que incluso aquellos no aficionados a los juegos como este, puedan pasarla bonito. La aventura, crafting y exploración nos esperan en Forager.

Forager se encuentra disponible en PC, y recientemente llegó Nintendo Switch (consola en la que probamos el juego) a un precio de $20 USD.