Seis episodios marcarán el final de una serie que tiene de cabeza al mundo entero. La temporada final de ‘Game of Thrones’ llegará por fin este 14 de abril y es fácil apostar que esa fecha ya está marcada con un enorme círculo rojo en miles de agendas y calendarios en este momento.

Seis episodios en los que sabremos quién vive y quién muere, quién gana y quién pierde y, por supuesto, quién se quedará sentado en el trono. Pero primero veremos batallas épicas, de hecho, ya se ha confirmado que un episodio entero será dedicado a la llamada ‘Batalla de Invernalia’, en la que varios de los personajes principales tendrán que luchar contra el Rey de la Noche y su ejército de Caminantes Blancos.

«Lo que pedimos al equipo este año es que hicieran algo que nunca hubiéramos visto en televisión. Esta batalla final entre el Ejército de los Muertos y el Ejército de los Vivos no tiene precedentes, y tiene una mezcla de géneros implacable. Hay secuencias construidas dentro de secuencias, que a su vez son parte de otras secuencias. David y Dan han escrito un puzzle increíble y Miguel (Sapochnik) llegó, lo desgarró y lo volvió a unir. Ha sido agotador pero creo que volará la cabeza de todo el mundo», adelantó Bryan Cogman, productor ejecutivo de la serie.

Y definitivamente fue agotadora, fueron más de 750 actores que trabajaron a lo largo de 11 semanas para lograr lo que ya muchos consideran la que será la mayor batalla jamás filmada. El mismo Iain Glen, quien interpreta a Jorah Mormont ha hablado de lo duro que fue: «Ha sido la experiencia más desagradable que he tenido en ‘Juego de Tronos’. Un examen total. Una experiencia miserable. No tenías vida fuera de ello. Estabas rodeado de cientos de actores. Pero claro, no tenías tiempo casi ni para ‘actuar'», exclamó.

Dicen que todo esfuerzo tiene su recompensa. Y si así fue el tamaño del esfuerzo, nada más imaginemos cómo será el resultado.