Cuando algo es proveniente de una cultura ajena a la nuestra no siempre es muy bien recibido, se suele temer a lo desconocido e incluso se le puede acusar de «maligno». Quienes crecimos viendo Dragon Ball o los Caballeros del Zodiaco, por ejemplo, es muy posible que en algún momento escucháramos la frase «eso es diabólico».

Pues bueno, también hay que ser un poco realistas, historias que mostraban hechizos o rituales y personajes con nombres como Mr. Satán u Oxsatán era de esperarse que causaran reacciones de recelo en los padres de familia de la época. Pero aunque muchos estaban concentrados en este tipo de nombres, hubo algo que no se notó en su momento y que efectivamente sí es un mensaje oculto en la serie animada de Gokú (aunque nada diabólico). Se trata de una locución que aparecía en el tema musical de cierre de Dragon Ball Z.

Esa palabrería rara del inicio en realidad tiene sentido si se reproduce a la inversa. Se trata de una frase en japonés y esto es lo que significa en español: «Cuando hice esta canción Kenji Shimizu, Takeshi Ike, Tatsuhiro Tokieda, Takashi Uchida, Kenji Yamamoto, Hanae Yanagi y Takashi Nomura trabajaron realmente duro».

Takeshi Ike, compositor de openings y endings de anime, tuvo esta idea de añadir frases que parecieran sin sentido en la canción, así lo que hizo fue enumerar los nombres de las personas en el estudio y el personal que trabajó en el programa, luego los grabó en una cinta, la superpuso en la introducción e interludio de la canción… Y voilá, ahí tenés un verdadero mensaje oculto en Dragon Ball Z.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here