Sin duda, uno de los pasatiempos favoritos de los fans de Star Wars es especular acerca de lo que está por venir. El anuncio de la trilogía de secuelas activó la imaginación de todo mundo con respecto a qué eventos podrían traernos estas nuevas películas. Y con cada lanzamiento, como es natural, aumenta la expectativa: ¿qué destino les espera a los personajes?, ¿se irá a redimir Kylo Ren?, ¿se pasará Rey al lado oscuro? y ¿quiénes sobrevivirán? son solo unas cuántas preguntas que los seguidores nos hacemos alrededor del mundo.

Con el final del Episodio VIII (cuya calidad no voy a discutir aquí; a mí me encantó, pero cualquiera tiene derecho a cualquier valoración de la película), la labor de teorización se volvió mucho más compleja, pues esa película terminó con lo que podría considerarse un borrón y cuenta nueva, con algunos misterios revelados (la procedencia de Rey) algunos desechados (el origen de Snoke) y otros aún por explorarse (los Caballeros de Ren, el destino de Leia, los detalles del paso de Ben Solo al lado oscuro, etc.)

Pues bien, así las cosas, naturalmente yo no pude quedarme con las ganas y, entre especulación y especulación, di con una teoría de cómo podría terminar el Episodio IX, la cual me presto a detallar. En una frase: Rey y Kylo Ren morirán uno a manos del otro. Brutal, ¿cierto? Muy bien, veamos por qué considero que ese podría ser el desenlace de la saga.

Uno de los temas fundamentales de esta trilogía ha sido el balance de la Fuerza, tema muy mencionado, más no tan desarrollado, en las precuelas. No por nada es de las primeras cosas que escuchamos decir a Lord San Tekka empezando el Episodio VII: “sin los Jedi no puede haber balance en la Fuerza” le dice a Poe, tras darle el mapa que mostraría la ubicación de Luke. En las precuelas, como podemos recordar, el balance aparece desde el Episodio I con la mención de la profecía, según la cual el elegido vendrá a traer balance a la Fuerza. Sin duda, uno de los muchos errores de las precuelas consiste en no indagar más en este tema pues, por más simplón e inapropiado que resulte todo el tema de las midiclorias, es frustrarte nunca comprender del todo qué significan hechos tan notables como que la madre de Anakin afirme haberlo concebido sola, que la cuenta de midiclorias del muchacho supere incluso la de Yoda y que Qui Gon estuviera seguro de que Anakin era el elegido que menciona la profecía. ¡Ni siquiera sabemos de dónde viene tal profecía!

Qui Gon Jjinn se vio muy interesado en las particularidades de Anakin desde el principio

Claro, el tema del balance es complicado, pues realmente no sabemos qué significa. Por lo visto, para los Jedi significaba acabar con los Sith, lo curioso es que hace mil años se asumió la extinción de estos, por lo que no tendría sentido esperar un balance que ya se consiguió. Por otro lado, ¿por qué la extinción de los Sith significaría el balance de la Fuerza?, ¿no estaría más bien desbalanceada, con miles de practicantes del lado luminoso y ninguno del lado oscuro?

Como sabemos, los Sith no estaban extintos, sino ocultos, y terminaron asumiendo el control de la galaxia  tras la Guerra de los Clones. Terminada la trilogía original, la muerte de Palpatine y la conversión de Vader significaron la extinción definitiva de los Sith, mientras que el asceso de Luke representó la prevalencia de los Jedi. Así, si el balance significaba equilibrio entre el lado oscuro y el luminoso, este nunca se logró realmente.

Ahora bien, aquí es donde es importante el Episodio VIII, sobre todo por dos líneas de diálogo que no suelen comentarse tanto como deberían según me parece. La primera es dicha por Luke, cuando le cuenta a Rey que, vencido el Emperador y ganada la guerra, hubo balance durante algunos años, tras los cuales, al percibir el potencial en la Fuerza que portaba su sobrino Ben, decidió entrenar a una nueva generación de Jedi. Me llama particularmente la atención el hecho de que, aún quedando un jedi, se hable de “balance”. Quizá, no es tanto el hecho de que exista un practicante de los conocimientos de la orden, sino que este no transmita esos conocimientos a gran escala, lo que determina que la Fuerza permanezca balanceada.

El enigmático Snoke consiguió dejarnos intrigados aún tras su muerte…

La otra línea que me interesa aparece cuando Kylo Ren lleva a Rey ante Snoke, cuando este último afirma haberle indicado a su aprendiz que si continuaba creciendo en los poderes oscuros, su equivalente en la luz surgiría también, eventualmente. Esta información podría ser la que más me ha intrigado de todo lo dicho en las nuevas peliculas, pues resulta particularmente desconcertante. ¿Qué quiere decir Snoke? Es claro que las películas se han esforzado por mostrar a Kylo y a Rey como caras opuestas del conflicto y en el Episodio VIII incluso se mostró la posibilidad de que se complementaran de alguna manera. Con todo, como en el eterno conflicto, terminaron repeliéndose una vez más.

Consideremos lo dicho: Kylo Ren se adentró tanto en el lado oscuro que su contraparte luminosa surgió a su vez. Esto pareciera indicar que la Fuerza tiene una especie de mecanismo mediante el cual busca su propio balance: cuando alguien se vuelve muy poderoso en una de las dos facetas, la luz o la oscuridad, genera un opuesto para equilibrarse. Así, podría también concluirse que alguien, por voluntad propia, se adentra en el conocimiento de uno de los lados de la Fuerza, mientras que la contraparte es elegida para oponérsele.

Rey, la elegida de la luz

Pensemos en la revelación sobre el origen de Rey: hay quienes aseguran que Kylo Ren estaba mintiéndole al decirle que sus padres no eran personas notables, sino alcohólicos que la vendieron para seguir bebiendo y que ahora descansan en una tumba sin nombre en el desierto de Jakku. Lo que no contemplan quienes apoyan esa posición es que es la propia Rey quien usa la palabra “nobodies” para referirse a sus padres. Este es un momento álgido en el recorrido del personaje, pues la pone frente a la dura verdad de que su legitimación no vendrá de nadie más que de ella misma, no hay legados en los cuales refugiarse, lo que sea que valga su aporte en la situación actual, vendrá de ella misma y de nadie más. Claro, es posible que Kylo haya elaborado un poco sobre los hechos, todo en pro de hacer sentir peor a Rey y acercarla a sí.

Ahora, a la luz de esta situación, tendría más sentido pensar que Rey haya sido elegida por la Fuerza para encarnar el lado luminoso y oponérsele a un Kylo Ren cada vez más poderoso en la oscuridad. De hecho, esto explicaría muchos asuntos que han molestado a ciertos sectores de la fanaticada, como por qué Rey es tan poderosa sin ningún entrenamiento, por qué se conecta tan fácilmente con la Fuerza y por qué, a pesar de haberse criado en un ambiente tan hostil,  está tan fuertemente inclinada a ser amable y bondadosa con su prójimo.

Claro, un problema de esta idea es que de ser así, la Fuerza tendría que haber actuado de maneras similares en el pasado… pues, ¿qué tal si lo hizo y nunca nos dimos cuenta? Consideremos el caso de Palpatine. En su momento llegó a ser el prácticamente más poderoso del lado oscuro, por lo que, siguiendo nuestra interpretación de las palabras de Snoke, la Fuerza debió provocar el surgimiento de un prácticamente del lado luminoso que lo contrarrestara. ¿Qué tal si esa respuesta luminosa fue, precisamente, Anakin? Quizá eso podría explicar también la concepción virginal de Shmi Skywalker. Recordemos que nada sabemos sobre la identidad de los progenitores de Rey, por lo que aún es perfectamente viable que su madre también la haya concebido sin mediación de un hombre, por los  extraños designios de la Fuerza. Que la escogida para dar a luz a la nueva elegida fuera una pobre mujer de Jakku coincide con el caso anterior, cuando se eligió a una pobre esclava de Tatooine.

Vader y Palpatine reinaron hombro a hombro, solo para terminar siendo sus mutuos verdugos

Ahora bien, todos conocemos el destino de Palpatine, quien muere finalmente a manos de Vader, no sin antes provocarle el daño suficiente como para matarlo también, con lo que se completa el ciclo y la Fuerza queda en balance. Tal vez, Palpatine, como Snoke, conocía esta tendencia de la Fuerza a equilibrarse y, por lo mismo, se interesó tanto en la carrera del joven Anakin, quien podría ser su eventual verdugo de convertirse en un jedi. Traerlo consigo al lado oscuro le permitiría controlarlo, lo cual consiguió hasta que el descendiente de Anakin, Luke, apareció y, tras conocer los caminos de la Fuerza, consiguió recuperar a su padre y, con él, traer balance a la Fuerza.

Así las cosas, si Rey es  la respuesta de la luz a Kylo Ren, me parece muy factible que su destino sea exterminarse mutuamente, de modo que la Fuerza quede en balance una vez más, repitiendo el ciclo que se cerró ya en el pasado entre Palpatine y Anakin/Vader.

Por supuesto, mi teoría no es perfecta. Podría argumentarse que antes del ciclo Palpatine-Anakin no se dieron casos similares; esto en realidad no lo sabemos, pues casi todo lo anterior a las precuelas continúa incierto en el nuevo canon. También podría señalarse que no hubo una respuesta luminosa a Snoke o una oscura a Luke, pero estos podrían ser la respuesta de cada uno, o simplemente no haber provocado la reacción de la Fuerza hasta haber tenido aprendices…..

También hay que tener muy presente que se trata de Disney, así que me parece poco probable un final tan trágico que muestre la muerte de ambos personajes. Eso sí, podría darse en un contexto que diera alguna esperanza y que, de paso, dejara abierto el portillo para más películas.

“The only fight. Against the dark side…” Maz Kanata

Qué sé yo… El caso es que no me interesa presentar una teoría perfecta, sino compartir la manera en que conseguí dar algo de posible sentido a esa enigmática línea de Snoke sobre la correspondencia entre los lados oscuro y luminoso de la Fuerza, la cual, insisto, no parece haber despertado todo el interés que debería. Considero, incluso, que este desenlace podría darle unidad a la saga entera, con lo que la trilogía de secuelas se justificaría completamente y daría relevancia incluso a elementos de las precuelas que nunca calaron en la audiencia. Eso sí, si pudieran evitar mencionar las midiclorias de nuevo, sería un detallazo…

Siéntanse en total libertad de comentar, refutar, apoyar o reaccionar de cualquier manera a esta teoría que, al final y al cabo, no es más que eso: una teoría producida por alguien que, de una u otra forma, no puede dejar de pensar en Star Wars.

 

Compartir