El pasado 8 de setiembre se estrenó la nueva adaptación del Best Seller de Stephen King IT, esta vez dirigida por Andy Muschietti (Mamá), nos cuenta de nuevo la amenaza que se oculta en lo profundo de la comunidad de Derry.

Muchos recordaran la versión televisiva de 1990 con el legendario Tim Curry encarnando al malévolo Pennywise, y como su actuación desato una ola de Coulrofobia (miedo a los payasos), esta vez el payaso bailarín fue protagonizado, espectacularmente, por el actor Bill Skarsgard, quien aún, con un peso encima comoel de la figura del antiguo Pennywise, logró desarrollar el personaje de manera magistral, mostrándonos un payaso con un aire diferente, tal vez, mucho más bufonesco para mi gusto que su predecesor , pero igual de aterrador y malévolo.

En el filme también participaron Jaeden Lieberher como Bill Denbrough, Fin Wolfhard como Richie Tozier, Sophia Lillis como Beverly Marsh, Jack Dylan Grazer como Eddie Kaspbrak, Wyatt Oleff como Stan Uris, Chosen Jacobs como Mike Hanlon, Jeremy Ray Taylor como Ben Hanscom y Nicolas Hamilton como Henry Bowers.

¿Qué nos cuenta IT?

En el pueblo de Derry en los años 80, un pequeño niño se “pierde”, y la última vez que lo vieron fue cerca de un desagüe de las alcantarillas, pero, detrás de esta desaparición, yace un horrible secreto oculto en la profundidad del pueblo, un ser que necesita alimentarse y busca niños para cumplir este cometido, juega con sus mentes y los enfrenta a sus miedos más profundos para de esta manera apoderarse de ellos.

El hermano mayor del niño desaparecido alberga la esperanza de que su hermano esté vivo en algún lugar de las alcantarillas, y con su grupo de amigos sale a explorarlas. Lamentablemente esto solo los acerca cada vez más al terrible ser que habita en lo profundo, cada uno de ellos es víctima de ataques de Pennywise y solo juntos podrán hacerle frente.

El terror toma muchas formas

Esta adaptación se centra en los sucesos de los 7 chicos conocidos como la liga de perdedores, y como enfrentan al cambiante  Pennywise. El espectador llega a encariñarse y a sentir la química de los chicos como grupo, conociendo un poco de la historia de cada uno de ellos, de su pasado y sus personalidades, siendo estas bien manejadas y evolucionadas durante la película, cada uno tiene un rol dentro del grupo y eso hace que todo se mueva de la mejor manera.

La película posee altos estándares de calidad, su narrativa, aunque algo diferente a la del libro, cumple su objetivo, además se agradece que se respetaran y, en muchos casos, mejoraran muchas de las escenas clásicas. Sobre este mismo aspecto la cinta es una joya visual en lo que respecta al cine del terror, desde la primera escena con el pequeño Georgi sabemos que la cosa va en serio, y que nos espera un festín de escenas terroríficas, y no decepciona en ese aspecto; normalmente el utilizar niños en una película de terror tiene un efecto potente en el espectador, y la película sabe usar esta premisa,  nos regala escenas impactantes, apoyadas con efectos especiales muy trabajados y definidos, lo cual permiten al espectador sentir ese miedo tan esperado.

Pero lamentablemente este efecto de terror se limita únicamente a la realización de escenas, extrañamente la película maneja un nivel muy alto de comedia, y puede ser que este sea su punto débil como película de terror, ya que la comedia es muy buena, es casi imposible no reírse con el guion, pero, agregar un elemento cómico durante una escena de terror, en muchos casos confunde al espectador y lo saca del estupor que se buscó provocar anteriormente, y aunque esto no la convierte necesariamente en una mala película, si tiende a aplacar el ambiente de tensión que la cinta debería generar. Si lo vemos desde otra perspectiva, como un filme que se centra en mostrar el esfuerzo y la unión del club de los perdedores para aplacar el mal de Derry, el rodaje podría entenderse más como película de aventura con matices de terror, que una de terror propiamente.

El apartado musical aunque no es espectacular está  bien logrado, la música apoya cada una de las escenas y los sentimientos que se quieren evocar en el espectador; las actuaciones de los niños es digna de rescatar, es aquí donde se centra la vida de la película y es indiscutible que nos terminamos encariñando con ellos. Considero que este era uno de los objetivos de la producción, para engancharnos con la futura segunda parte.

IT es una muy buena película, es entretenida y promete ser visualmente impactante, si no la ha visto puede darle la oportunidad sin miedo a salir decepcionado, claro, puntos extras si usted le tiene miedo a los payasos. Y como dato curioso, esta nueva adaptación fue lanzada 27 años después de la original, ¿les suena conocido ese número?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here