Muchas veces cuando se nombra esa interminable disputa sobre quién es mejor entre DC o Marvel muchos tienen un bando, mientras que otros son más neutrales y disfrutan de ambos por igual, pero si hay algo en lo que todas las partes concuerdan es con el terrible manejo que Marvel ha hecho con sus personajes e historias en cuanto a comics se refiere. Es justo por eso que analizaremos un poco los errores que han llevado a una crisis en la venta de varios arcos, donde inclusive algunos de ellos han tenido que ser cancelados por bajas ventas, o por el enojo de los fans con respecto a la forma en que se ha tratado a sus personajes.Resultado de imagen para marvel

Quiero comenzar por aclarar que esta nota no busca desacreditar el trabajo hecho por Marvel, sino mostrar y analizar algo que es conocido por todos los seguidores y lectores de los comics. Marvel Comics ha ido perdiendo terreno en cuanto a ventas y creatividad en sus historietas, a diferencia de su competencia DC, que en los últimos años ha dominado ampliamente el mercado y los corazones de los fans.

Quizás muchos piensen que la solución de Marvel es reiniciar todo, como ya lo ha hecho DC en momentos similares, siendo esta una táctica muy efectiva para ellos. Sin embargo, lo curioso es que aunque ya lo han intentado hacer con varios de sus personajes más icónicos, la estrategia no termina de cuajar esos reinicios.

Además, para hablar de la caída de Marvel debemos retroceder hasta hace 13 años, ya por aquel lejano 2005, cuando la casa del gran Stan Lee decide comenzar una era que se puede describir en una simple palabra: “revolucionaria”. Este período apuntaba no a cambios simples sino una diversificación cultural y étnica, lo que no era del todo mala idea. Claro, eso si no tomamos en cuenta los problemas que debería afrontar en un país tan extremadamente nacionalista como los Estados Unidos una empresa con personajes que se basan precisamenteen dicho nacionalismo.

Quizás el primer gran golpe que quiso mostrarnos Marvel se daría en Astonishing X-Men #51, con la boda entre Northstar y Kyle Jinadu. Esta sería la primera boda entre dos personajes abiertamente gays en los cómics y el evento causo tal revuelo que, tanto el #50 de Astonishing X-Men donde Northstar se le declara a Kyle, como el #51 donde finalmente se da la gran boda, vieron una rápida venta. De hecho, hubo incluso escasez en algunas tiendas en tan sólo cuestión de horas.Resultado de imagen para Astonishing X-Men #51

Hasta ahí la formula parecía ser la correcta. Luego, vino un período en el que Marvel mantuvo sus ventas de manera sana mientras que DC sufría el reinicio en “The New 52″. Sin embargo, a partir de entonces y debido a la buenas ventas de DC en comparación con las que tenía Marvel, comenzó una etapa plagada de anuncios de nuevas historias de sus personajes. No obstante, estas se albergaban en sus universos 616 y Ultimate, donde podrían experimentar y crear historias sin afectar su universo base.

A partir de ese momento la expansión ya anunciada por Marvel comenzó a acelerarse de manera abrupta, sin mucho sentido. El crecimiento sucedía aún cuando la compañía mantenía buenas ventas de estas historias alternativas, como por ejemplo el nuevo Spider-Man, Miles Morales, que apareció en Ultimate Fallout #4 el 11 de agosto de 2011. Esta nueva versión de Spider-Man tuvo gran aceptación ya que fue inspirada en ideas relevantes para la contemporaneidad del contexto histórico de la fecha, tales como la elección del primer presidente afroamericano de los Estados Unidos, Barack Obama, o la aparición pública del famoso actor y rapero Donald Glover con un traje de Spider-Man.

Miles, además de ser afroamericano, cuenta con ascendencia latina. Esto diversificaba más al personaje y por ende apelaba a un mercado de ventas mayor para sus comics.Resultado de imagen para miles morales

No obstante, a pesar de iniciar las ventas con muy buenos resultados, el título comenzó luego a sufrir demasiadas críticas debido a su bajonazo repentino en cuanto a las ideas sobre las que se construían sus historias. De modo que, tanto fans como críticos, comenzaron a notar que muy posiblemente Marvel hizo al personaje pensando únicamente en aprovecharse del momento y sus posibilidades de venta.

El tiempo pasó y 5 años después, en un 2016 donde tanto DC como Marvel tenían una tendencia a la baja en sus ingresos, DC decide anunciar el final de The New 52 con “The Darkseid War Part 10”. Además, propone un nuevo “semi-reinicio” llamado Rebirth, que terminó siendo un total éxito de ventas y se agotó a las 2 horas de su salida. Asimismo, los lectores pudimos ver nuevas historias, donde tuvimos la posibilidad de un  cross-over entre los Watchmen y Batman (junto a la Justice League). Finalmente, nos mostraron la más reciente boda entre Batman y Cat Woman.

A todo eso, Marvel anunció una nueva historia de Captain America, donde revelaba que había sido agente de HYDRA durante todo este tiempo. Dicha revelación generó mucho hype, pero finalmente termino por decepcionar, ya que la trama no fue lo que todos esperaban. Esto, aunado a un intento por darle un nuevo empuje a la muy criticada Kamala Khan como Miss Marvel, resultaron ser ideas que finalmente no terminaron de cuajar entre el público marvelita.Resultado de imagen para kamala khan

Finalmente, la cereza del pastel resultó ser el anuncio del nombre de los verdaderos padres de Tony Stark, que aunque se llevó a cabo en el universo 616, donde ya se había anunciado que en este universo el amado y egocéntrico Tony era adoptado por Howard Stark, terminó por ser un giro narrativo muy criticado y poco aceptado por los fans en los últimos días. Este desliz terminó entonces demostrando que las ideas de Marvel son una posible mina de oro desaprovechada, debido a la aceleración y desesperación de los altos mandos. Desafortunadamente, todo esto se traduce en las bajas ventas que ha tenido Marvel en comparación a DC y tiene un impacto en nuestro disfrute como fans, ya que personajes y tramas que nos emocionan en un inicio resultan cancelados por su poca penetración en el mercado.

En conclusión, sólo nos queda esperar que Marvel y sus altos jerarcas comiencen a tomar decisiones más acertadas para Marvel y para la industria física de los cómics. De otro modo, no estamos seguros de que el mundo del cine consiga mantener a flote un universo impreso que lo único que ha tenido de consistente en los últimos años es la decepción.