Cada vez que tomamos en nuestras manos un cómic y empezamos a leer, nos transportamos a un mundo de fantasía donde lo imposible en la vida real, no lo es ahí.

Al inicio de los cómics todo iba muy bien, llegó la época dorada con Superman, Capitán América y compañía, sin embargo algo iba a truncar momentáneamente todo este gran crecimiento.

En el año 1954, años después de La Segunda Guerra Mundial, Frederic Wertham (un psiquiatra americano) lanzó un libro que hablaba de cómo la delincuencia y la mala conducta en los jóvenes se veía altamente influenciada por los cómics.

Todo esto hizo que el pueblo norteamericano se cuestionara si era cierto o no que los cómics eran los causantes de este comportamiento en los jóvenes, al punto de generar un pánico moral que los llevó a una quema masiva de cómics.

Wertham en su libro decía también que: “En el mejor de los casos, interfieren con el sueño infantil. En el peor de los casos, invitan a los niños a imitar los crímenes que ven representados.” Además alegaba que los cómics de “Wonder Woman” y “Batman” alentaban el homosexualismo, esto trajo aún más caos, protestas y prohibiciones en el mundo de los cómics. 

Todo esto llego al senado estadounidense donde prepararon una audiencia en la cual entrevistaron a Wertham y al editor de Entertaining Cómics (quienes en esa época se dedicaban a los cómics de crímenes y horror). Finalmente el comité del senado concluyó en que los cómics no tenían culpa alguna ante los comportamientos delictivos de los jóvenes, sin embargo, recomendó a todas las casas editoriales bajar el tono de sus publicaciones.

Luego de todo esto en 1954 se creó un ente autoregulador llamado “Cómics Magazine Association of America”, que junto a “Cómics Code Authority” se encargaría de mantener a raya a los cómics norteamericanos durante los siguientes años.

Para el 2010 Carol Tilley una investigadora de la Universidad de Illinois revisó el material del libro de Wertham y llegó a la conclusión de que el escritor manipuló, comprometió y fabricó evidencia a su beneficio, no obstante, embargo el daño que provocó Wertham ya estaba hecho.

¿Se imaginan un mundo sin comics?, yo personalmente no.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here