En otra nota mencionábamos que la compañía Activision está pasando por una reestructuración interna y están tomando decisiones muy serias. Ahora esto se refuerza con la noticia de que después de muchos años de tensión entre Activision y Bungie, por fin tomarán caminos separados y el juego ‘Destiny’ queda bajo la exclusiva potestad de Bungie.

«Hemos disfrutado de una exitosa carrera de ocho años y nos gustaría agradecer a Activision por su asociación con ‘Destiny’. De cara al futuro, nos complace anunciar los planes de Activision para transferir los derechos de publicación de ‘Destiny’ a Bungie. Con nuestra extraordinaria comunidad, estamos listos para publicar por nuestra cuenta, mientras que Activision aumentará su enfoque en los proyectos de propiedad intelectual», explica efusivamente Bungie en su blog oficial.

En cuanto al videojuego en cuestión, no es un secreto que ha tenido camino complicado, pues desde su lanzamiento en 2014 ha pasado por muchas expansiones, actualizaciones y una secuela que, aunque gustó a los jugadores fieles, no representó ventas exitosas para Activision. Se dice que el principal motivo de tensión entre ambas partes era el requisito establecido por Activision, que consistía en lanzar alguna novedad del juego cada año, presión de la que ahora se ha liberado Bungie.

Rumores indican que el alivio de los ahora dueños de ‘Destiny’ fue tal, que hasta hicieron una reunión de equipo y para dar la «noticia fantástica» a los colaboradores del estudio, que ya estaban hartos de tratar con el editor de Activision