Kevin Smith es un favorito de los fans, director de algunos de los comerciales más icónicos de juguetes de Star Wars de la nostalgia, mente maestra detrás del filme Clerks y, en general, un fanático más acérrimo que incluso muchos de nosotros de la historia de los Skywalker y lo que sea que esté pasando en la nueva trilogía. Ahora, el cineasta tiene algunas ideas sobre el próximo recurso que la producción del Episodio IX podría usar para darnos un disparo al corazón más eficaz que cualquier Estrella de la Muerte. Según él, lo que sigue es destruir el Millennium Falcon.

«Mataron a Han Solo en The Force Awakens. Mataron a Luke Skywalker en The Last Jedi. Tristemente, Carrie ha fallecido, así que deberán lidiar con la Pricesa Leia del asunto, pero ¿cuál crees que sea la próxima gran pérdida?», analizó Smith en un reciente episodio del podcast Fatman on Batman.

«Creo que es el Falcon», aseguró el director. «Eso realmente nos destrozaría el corazón, y al mismo tiempo, con el elenco [clásico] acabado, tal vez no les haga falta. Si es un golpe de historia lo suficientemente grande, te aseguro que eso es lo que [sigue]».

Muchos podrán argumentar, y con justa razón, que el cineasta está especulando tanto o más incluso que nosotros, pues haber dirigido un par de spots para televisión hace unos años no le da ninguna propiedad a cualquiera de sus asunciones. Sin embargo, aún tratando este comentario como la suposición de un fan más, aunque al menos es uno muy bien enterado tanto de la historia de Star Wars como del proceso creativo detrás del guión de un filme, nadie puede negar que destruir la nave más legendaria de la galaxia muy, muy lejana es un movimiento que definitivamente va en la línea que parece estar siguiendo la nueva trilogía.

«Deja el pasado morir. Mátalo si es necesario. Es la única manera de convertirte en quién estás destinada a ser», dice Kylo en Last Jedi, y pues eso es lo que nos han hecho con cada película. Pareciera que la única razón para la que contrataron a los artistas de la saga original fue para matarlos uno a uno como recurso dramático en las secuelas.

Pero según Smith, hay algunos elementos, de los pocos que nos quedan del pasado, que por motivos de producción es muy difícil que maten para convertirse en lo que están destinados a ser. «Nunca van a matar a Chewie, porque podrías ser Chewie por 400 años [sin problemas]. Es un hombre en un traje. No pueden matar a los androides porque eso podría ser cualquier persona y así», dijo el director sobre el hecho de que es mucho más fácil que cualquier actor interprete a R2-D2 por décadas, sin preocuparse por el envejecimiento ni sus limitantes etarias a la capacidad actoral. «Pero tienen que matar algo que nos haga [gritar] ‘¡No, yo amaba eso de mi infancia!», y para Smith la mejor solución es el Falcon.

¿Qué opinan? ¿Creen a Disney capaz?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here