Apenas el viernes se estrenó la segunda temporada de la serie de Netflix. Quienes ya terminaron de ver los nuevos episodios probablemente asumieron, con toda la razón, que después de la muerte de Pablo Escobar, también acabaría la serie (Esto no es spoiler, para los que nacieron después de 1993).

Pues resulta que Netflix renovó Narcos para dos temporadas más. En un tweet en su cuenta oficial de Twitter, confirman que la serie regresará regresará en el 2017.

Si bien el personaje y villano principal de la serie siempre ha sido Escobar (Wagner Moura), el negocio de la cocaína no hizo más que crecer después de su muerte. — Alerta de spoilers— Considerando escenas del último episodio, es probable que volvamos a ver al agente de la DEA Javier Peña (Pedro Pascal) de vuelta en Colombia, esta vez para encargarse del creciente cartel de Cali. Tomando en cuenta el teaser que publicaron, podríamos pensar que Gilberto Rodriguez Orejuela (Damián Alcázar) será quién ocupe el papel del villano principal. — Fin de spoilers —

En entrevista con Entertainment Weekly el pasado 2 de setiembre, el productor ejecutivo Eric Newman afirmó que aún queda mucha historia que contar en Colombia. «Esta serie siempre ha sido sobre la cocaína. A propósito no llamamos la serie Pablo Escobar o Medellín«. El productor se refirió a la posibilidad de una nueva temporada diciendo que si quisieran continuar con la serie, deberían sentarse y extraer la historia de la cantidad masiva de investigación que han hecho. Newman y José Padilha continúan como productores ejecutivos.

narcos-season-3-villain-2

Según Hollywood Reporter, Newman también ha dicho que él siempre pensó la historia en dos partes, una temporada para el ascenso y otra para la caída de Escobar. Sin embargo está dispuesto a seguir hasta donde lo dejen seguir, incluso mencionando la posibilidad de llevar a la serie a un tiempo actual, con un episodio en donde secuestran al hijo del Chapo Guzmán, por lo que podríamos pensar que tal vez la serie no termine después de cuatro temporadas.

El productor afirmó que en términos de realidad vs ficción, la serie es un 50-50. Se nota que está narrada completamente desde una visión estadounidense, comenzando porque el narrador es un agente de la DEA. Si bien el tema de Pablo Escobar está más que agotado en series, novelas y documentales, Netflix logró darle un nuevo enfoque en el que el narcotraficante es tanto héroe como villano, y en donde es normal que el público vaya tanto con el gobierno colombiano y la DEA, como con la familia Escobar.

Además esta temporada introduce nuevos grupos de poder como «Los Pepes», los anti-comunistas hermanos Castaño, el cartel de Cali, lo que queda del Cartel de Medellín e incluso la CIA. Habrá que esperar para ver si alrededor de esto logran crear una historia que mantenga a la audiencia, pero Netflix todo lo hace bien así que estaremos esperando la tercera temporada el próximo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here