La película live-action de Death Note que produjo Netflix en el 2017 fue recibida con fuertes críticas. Desde la mala calidad de su adaptación hasta whitewashing (la tendencia hollywoodense de hacer a sus protagonistas blancos sin ninguna razón aparente) fueron algunas de las cosas que le achacaron los fans del original a este filme. Sin embargo, las malas reseñas nunca han detenido a la plataforma de streaming para continuar con sus producciones originales. Si no que lo diga 13 Reasons Why.

De modo que en un anuncio publicado por THC sobre el estado de la división fílmica de Netflix, la compañía aprovechó para confirmar la secuela a su infame adaptación live-action de Death Note.

“Entre las propiedades [intelectuales] de las cuales ya son dueños, Netflix está desarrollando una secuela a su thriller de horror del 2017 Death Note, el cual Sarandos ha llamado un ‘cuantioso’ éxito, con Greg Russo escribiendo el guión”, informó dicho medio.

Un dato curioso es que Russo es un nombre completamente nuevo para esta producción, lo que significa que probablemente Netflix esté buscando tomar una ruta distinta para esta secuela. Mucho se ha comentado sobre el potencial que tiene Death Note para convertirse en una especie de antología, donde Light y L no sean indispensables para la historia, sino que se aproveche el nuevo medio para crear otras tramas donde Ryuk y la Libreta de la Muerte sean los únicos hilos conductores. Sin embargo, al mismo tiempo la primera película quedó con varios puntos abiertos que tendrían la oportunidad de cerrar en la segunda parte.

No se sabe aún si el director, Adam Wingard, o sus protagonistas, Nat Wolff, Lakeith Stanfield y Willem Dafoe regresarán a la, ahora, franquicia. Prometemos mantenerlos al tanto de cualquier otro detalle que surja en los próximos días.