Todos hablan de Iron Man, del Capitán América o de Thor; pero pareciera como que el que murió realmente en ‘Avengers: Endgame’ haya sido el superhéroe interpretado por el actor y comediante Paul Rudd, Ant-Man: El Hombre Hormiga. Desde que el personaje fue clave para salvar al mundo en esta última película de Los Vengadores, pareciera que el público lo ha olvidado por completo.

El mismo Paul Rudd ha estado pendiente del tema, ya que se ha hablado de muchas posibles películas para la siguiente fase del MCU, sin embargo, parece que nadie de Marvel Studios se le ha acercado a comentarle tan siquiera que existen planes para desarrollar la tercera parte de ‘Ant-Man’.

Sin embargo, el actor tiene su propia estrategia para lograr una nueva secuela del diminuto personaje, se trata de solicitarle a los fans que hagan una campaña para ejercer presión sobre el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige. «No lo sé. Necesitan llamar a la gente de arriba y empezar una campaña para hacerlo suceder», propuso Rudd.

Una tercera entrega de esta franquicia podría centrarse en la hija de Scott Lang, quien en los cómics llega a convertirse en Stature, otra heroína que es capaz de modificar su tamaño. Sin embargo, el asunto está complicado pues corre el rumor de que el director de estas películas, Peyton Reed más bien asumirá las riendas de las nuevas películas de ‘Fantastic Four’ ahora que los personajes pertenecen a Disney.