El nombre de Peter Jackson sin duda se asocia en la mente de muchos fans del cine casi que automáticamente con Lord of the Rings. El hombre fungió como escritor, director y productor de las 6 adaptaciones fílmicas de la obra de J. R. R. Tolkien, tanto en la trilogía original como en la de El Hobbit. Sin embargo, el mismo cineasta ha expresado en otras ocasiones que desea ya por fin alejarse de este material y buscar otros proyectos. Al fin y al cabo, con lo complejos de producir que han sido estos filmes, una buena porción de la vida de Jackson ha transcurrido con su mente en la Tierra Media. No obstante, dice el dicho que sólo los ríos no se devuelven, y resulta que Peter está reconsiderando su decisión.

Hace unos meses trascendió que Amazon había adquirido los derechos de la saga literaria en la que se basa El Señor De Los Anillos, con el fin de crear una serie precuela para transmitir en exclusiva en su plataforma de streaming Amazon Prime. Hasta el momento, Jackson no había tenido, ni tiene aún, ninguna vinculación con el proyecto. Sin embargo, parece que en días recientes el abogado de Peter se ha puesto en contacto con el estudio que producirá la serie, para conversar sobre una posible participación de Jackson en el proyecto.

Peter Jackson pensando en remodelar su cocina con el dinero que ganaría en este proyecto.

Claro, es que la iniciativa suena como una de las más ambiciosas hasta la fecha, al menos en la industria de la televisión. Ya se había reportado que sólo los derechos para adaptar la Tierra Media a la pantalla le habían costado a Amazon cerca de 250 millones de dólares. No obstante, ahora se habla de que la serie en general podría llegar a convertirse en una inversión de más de 1 billón de dólares, con actores como Sir Ian McKellen (Gandalf) expresando su interés en participar, mientras que otros como Andy Serkis (Sméagol/Gollum) no están seguros de querer regresar. Esta es una cifra que nunca, jamás se ha manejado para ningún producto televisivo desde su invención.

Además, se habla de que toda la trama completa de la serie abarcaría 5 temporadas en total, a la vez que una segunda serie spinoff, o sea, derivada de la historia original, se estaría gestando desde ya. Con esta información, nombres asociados, presupuesto y la fe que Amazon está poniendo en el proyecto, es muy probable que sea un gran programa que rompa records de audiencia y se convierta en un clásico instantáneo. No obstante, es indiscutible que invertir tantísimo dinero en una serie de televisión es un riesgo nunca antes visto. Es decir, sí, se trata de Amazon. La cantidad de dinero que puede haber en sus arcas ni siquiera Smaug podría soñarla, pero aún así. ¿Cuántas suscripciones tendría que vender Amazon Prime para generar ganancias sobre un producto tan costoso?

En fin, así están las cosas en el mundo de los hobbits: llenas de dinero, con rumores de retorno y muchas, muchas expectativas por satisfacer. ¿Y nosotros? Ni siquiera vamos a negar que estaremos viendo esta serie en cuanto llegue a la pantalla.