Ésta es la versión en vídeo de esta reseña, por si quieren ver un poco del gameplay:

Primeramente, muchas gracias a nuestros compañeros de la Revista Yume por proveernos el código para reseñar este videojuego, ¡estamos muy agradecidos!

View post on imgur.com

Esto es μαλάκα (malaka).

Viene la parte aburrida de la reseña, ya que jugué en PC y es necesario mencionar ciertos aspectos gráficos y de desempeño.

Estos son los componentes que utilicé en la PC para correr AC:

  • CPU: Core i7 5820k a 4.4Ghz.
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GTX 1080Ti.
  • RAM: 32gb DDR4.

De salida, y sin “parche de día uno”, la descarga pesaba poco menos de 42GB. Una vez instalado, con parche de día uno, la carpeta quedó en poco menos de 49GB.

El videojuego provee muchas opciones gráficas, incluyendo HDR, resolución dinámica, campo de visión (FOV), y muchos sliders para cambiar aspectos como sombras, texturas, terreno y mucho más.

En aspectos gráficos y de desempeño, Ubisoft se saca un 100, realmente un port para PC muy destacable. Sin embargo, debo mencionar que el título es bastante demandante, con la configuración en alto, el videojuego se desempeñaba entre 60 y 100 cuadros por segundo, con una resolución de 2K (2460 x 1440). Un juego gráficamente impecable, pero sin duda demandante.

Ahora vamos con la parte menos aburrida de la reseña.

Decisiones. Probablemente uno de los temas y mecánicas más llamativas que nos presenta Assassin’s Creed Odyssey. Ubicado 400 años antes de su antecesor, Origins, Oddysey nos pone en las sandalias de una mercenaria, o mercenario (Kassandra o Alexios), quien deberá luchar por ser un héroe griego.

Personalmente, luego del anuncio de Odyssey durante el E3 de 2018 y con Origins aún fresco en mi memoria, opiné que se me hacía innecesario una nueva entrada a la franquicia, que ya de por sí, está anualizada, (aunque hubo una pequeña pausa entre Syndicate y Origins, lo cual terminaría beneficiando a la franquicia tremendamente).

Sin embargo, debo ser sincero, Odyssey se parece mucho a Origins en sus mecánicas, por lo que quienes jugaron a esta anterior entrega, se sentirán en casa. En mi mente, siempre estuvo la pregunta, talvez incorrecta, sobre si valía la pena jugar Odyssey pasado apenas un año de Origins y, la respuesta es un rotundo .

Odyssey tiene mucho en su haber para ser una entrada sólida dentro de la franquicia, tomando prestado mecánicas de sus antecesores y mejorándolas, resultando en un videojuego que vale la pena experimentar.

Siguiendo con el paso que Origins dio, un soft reboot y hacia ser un videojuego con elementos de rol (RPG) más profundos, cambiando completamente el sistema de batallas y expandiendo aún más todo eso, siendo sumamente divertido.

Uno de los cambios que más llamó mi atención en un principio, fue el “Modo Exploración”, donde las misiones principales no son automáticamente marcadas en el mapa, sino que tendremos que usar el poder de deducción y observación para llegar al punto donde se encuentra la misión. Pensé que esto se asemejaba al estilo de Zelda: Breath Of The Wild, donde tenemos libertad de exploración sin ningún tipo de guía, pero no, cuando estemos cerca del punto, el juego mismo nos dice que utilicemos a Ikaros (el ave exploradora) para determinar el punto concreto donde tenemos que ir. Me hubiera gustado que dejaran este modo más a la libre, sin nada de guías, siendo una exploración real. Pero como idea funciona y esperaría que la pulieran más para próximas entregas.

A pesar de lo enorme del videojuego, me gustó que el árbol de habilidades es bastante enfocado y no se les fue la mano con esta mecánica. Las habilidades son muy útiles, sin embargo, a nivel personal, no exploré a profundidad las habilidades con arco, ya que preferí el combate cuerpo a cuerpo y sigilo, por lo que la mayoría de los puntos los gasté en esos dos árboles.

Las batallas navales hacen su regreso, ya que mucho del mapa (probablemente,  el doble de grande que en Origins), es mar. Todos los aspectos del barco, tanto su tripulación, su ataque, defensa y aspectos visuales siguen la línea de RPG y son modificables. Dichosamente, la historia nos lleva a explorar este aspecto, al movernos por todo el mapa por agua, probablemente la manera más divertida de viajar.

En cuanto a la historia, Bayek, el asesino/protector egipcio en Origins, me hizo realmente interesarme en este personaje y todo su entorno, de hecho, muchos lo consideran el mejor personaje principal de la franquicia (no se enojen Ezio lovers). En Odyssey, podemos elegir entre 2 personajes principales, Kassandra y Alexios, quienes hacen el papel de Misthios (mercenarios), en medio de la guerra del Peloponeso, encabezada por Esparta y Atenas.

La historia es realmente uno de los fuertes en Odyssey, mostrando la complejidad de la antigua sociedad griega, con todos sus problemas socioeconómicos, muchos personajes históricos interesantes y giros inesperados que me mantuvieron atrapado durante muchas horas de juego (y a la vez aprendiendo un poco de historia, que nunca está de más).

Los diálogos son muy interesantes y las actuaciones de voz son excelentes. Personalmente considero que la actriz que le dio la voz a Kassandra, Melissanthi Mahut, hizo un trabajo espectacular, imprimiendo humor, miedo, venganza, felicidad y hasta sarcasmo en este personaje.

La música en este juego es buena, pero nada que no hubiese escuchado antes. Muchos arreglos épicos orquestales que acompañan bien el legado de la Antigua Grecia, pero nada que realmente destaque.

Sin embargo, el juego no es perfecto. Lamentablemente, tuve un gran problema con los archivos de guardado, en una ocasión, cerca de las 40 horas, el juego tuvo un error y se cerró (crashed). Por alguna razón, el único archivo de salvado que quedó disponible fue uno en el cual tenía apenas 30 horas de juego, perdí 10 horas. Realmente no me molestó tanto (aunque sí fue molesto), pero el juego me tuvo atrapado lo necesario como para retomarlo.

Otro aspecto que a muchos podría molestarle, son los micropagos o microtransacciones. Cerca de la marca de 20 horas, el juego se torna mezquino en cuanto la cantidad de experiencia que las misiones otorgan, ralentizando artificialmente el progreso. Ubisoft vende paquetes de multiplicadores de experiencia o boosters, los cuales duplican la cantidad de puntos de experiencia. O sea, Ubisoft crea y un problema y nos vende la solución. Una artimaña muy criticable. Sin embargo, no es necesario pagar por estos paquetes, y si son usuario de PC, existen tablitas que ayudan a arreglar este problema gratuitamente.

Assassin’s Creed Odyssey es un increíble paso hacia renovar una franquicia, que personalmente, sentía cansada y muy refrita, tomando ideas de sus antecesores, modernizándolas y a la vez insertando nuevas mecánicas de historia y progresión que apelan a un público amante de los videojuegos de rol.

Con todo y sus problemas, es una excelente adición a cualquier fan de la saga y jugadores nuevos, quienes disfruten de una trama interesante, mecánicas sólidas y gráficos placenteros.

Pueden vernos jugando AC Odyssey a través de este enlace.