Si tuviera que describir a Samurai Shodown, diría que es un juego de luchas en el que quien pestañea pierde, el que anticipa gana, y en el que cada batalla es una lección, una triste, o placentera. Eso puedo decir de una de las sagas de peleas más queridas, desarrollada por SNK.

Samurai Shodown dio el salto al PC a través del Epic Store tras un año de haber llegado a las consolas. La misma versión que aterrizó en PlayStation 4, y Xbox One hizo su debut en compatibles, y si bien no hay casi diferencias estéticas, o del producto en general, sí podemos estar contentos de tener un gran título como este en nuestras computadoras.

Para quienes no lo conocían, o solamente han escuchado del juego, tenemos que dejar claro que no es un título de luchas casual, o sencillo de amaestrar, el enfoque de su jugabilidad está fuertemente inclinado a lo que es la defensa, en el que esquivar, y contra atacar es un elemento vital, y la clave para salir victorioso en cada batalla. Los reflejos son sumamente importantes, y reaccionar a tiempo ante los ataques del contrario va determinar quien sea el victorioso.

Samurai Showdown

Samurai Shodown llega con una cantidad de combos moderados para cada personaje, no llega a ser tan directo como lo son Street Fighter o Marvel vs Capcom, pero tampoco es tan complejo como puede serlo un Tekken. Aún así, el juego resulta complicado para los que son nuevos en el género, al menos en varias de mis partidas en el modo historia, me fue muy complicado avanzar en el modo de dificultad ‘media’. Eso sí, el juego tiene un modo de tutorial que nos ayuda a aprender cada movimiento, sobre todo los defensivos, que vienen a ser el pilar de cada batalla. Pero para quienes incluso después del tutorial sientan complicado el juego, pueden bajar la dificultad para ir a prendiendo de una manera más pausada.

Cada uno de los 16 personajes hace uso de cuatro ataques, como lo son golpe leve, golpe medio, golpe fuerte, y patada, a ellos se le suman una serie de ataques especiales basados ​​en las famosas medias lunas + patada o golpe. Estos últimos tipos de movimientos pueden parecer complejos al inicio, pero podemos ir a entrenar para lograr aplicarlos satisfactoriamente en las peleas. Samurai Showdown logra premiar a quienes apliquen una gran defensa basada en la anticipación de la ofensiva enemiga. Nada como atestar una tajada mortal tras bloquear una arremetida del contrario.

Para quienes ya se imaginan a sus contrarios siendo unos pesados que solo les gusta estar bloqueando en todo momento, tenemos buenas noticias, pues el juego también nos deja emplear Guard Breaks, que básicamente con apretar un botón, nuestro luchador hala o empuja al oponente, lo que quiebra la postura defensiva del contrario y nos da un pequeño instante para dar un golpe.

Samurai Showdown

En lo que refiere al modo historia, esta puede tomarnos muchas horas para completar, pues cada personaje tiene su propia pequeña trama y escenas, con videos que se pueden ver después, que nos narran un poco de historia sobre la vida de los personajes del juego.

Como sucede en muchos títulos de combates, cada miembro del roster puede ejecutar un ataque especial que baja muchísimo la vitalidad de quien lo recibe, lo mejor es que no depende de si llenamos la barra de poder (que pueden ver en la parte inferior de la imagen arriba, la Rage Bar), y lo podemos emplear cuando nos dé la gana, aunque llega con una contra: solo se puede usar una vez por partida. Por otro lado, algunos de los movimientos que sí van de la mano de las barras de poder son las técnicas de volteo de desarme, que hacen que el enemigo pierda su arma y quede a mano limpia, y por ende, más que susceptible a recibir daños y pierde el chance de dar golpes fuertes hasta que no recoja su arma. La barra de ira se irá llenando conforme se desvían los ataques entrantes o al llevar a cabo buenas técnicas de defensa.

La barra de ira también nos permite utilizar una suerte de explosión de ira al presionar LT, con lo que se obtiene un boost de fuerza en ciertos ataques, además de que dependiendo de nuestra salud, la ira tendrá una duración más prolongada, entre menos vitalidad quede en nuestra barra de salud, la explosión de ira será más larga.

Samurai Showdown

De las cosas malas que puedo comentar, está quizá una de las que los gamers más odiamos, hablo de tiempos de carga relativamente largos. Probando el juego con un Ryzen 5 2600, 16GB RAM, y una GTX 1080, teníamos que esperar mucho tiempo antes de cada pelea mientras se cargaba la pantalla con los peleadores, tomando hasta 30+ segundos para diera inicio la lucha. Esto es algo casi tan molesto como el input lag en los controles, sobre todo tomando en cuenta que es un juego con un apartado visual regular-bajo por su estilo visual. También, pude percibir alguna latencia importante en las peleas online, lo cual puede ser un problema para las personas que les gusta el lado competitivo.

A pesar de que Samurai Shodown nos haga esperar algo de tiempo durante las cargas, su sistema de lucha es una belleza, es irritante y sabroso a la misma vez, porque cuando perdemos nos enoja saber que vimos venir un golpe y no hicimos nada por evitarlo -o no logramos reaccionar a tiempo, pero a la misma vez, cuando llega una victoria (y más si es un gane ajustado) la emoción es casi desbordante por lo complicado que puede ser ganar una contienda. No hay que sentirse mal si nos toca repetir la misma pelea contra un enemigo cinco veces seguidas, porque cuando lleguemos a ganar, veremos que valió la pena seguir tratando.

Ahora, además de recomendar mucho este Samurai Showdown, solo queda esperar que SNK siga trayendo sus títulos a PC, aunque también están en la tienda de Epic las versiones de Neo Geo Collection de Samurai Showdown, y nos gustaría ver futuras entregas de la saga en versiones desarrolladas directamente para PC, en lugar de ports, la comunidad de PC se lo merece.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí