La carrera intergaláctica ha tomado rumbos impensados con muchos nuevos planetas siendo descubiertos cada día, y aunque la mayoría no son habitables, el ser humano siempre busca la manera de dejar su huella llevando a la civilización hasta lugares nunca imaginados. Con la tarea de encontrar nuevos recursos en un planeta virgen, aterrizamos en nuestra cápsula espacial, seguido, escucho un mensaje de la IA que viaja a bordo conmigo, quien me hace saber que fui afortunado al llegar con vida a este nuevo lugar.

Así inicia mi nuevo desafío, en este indie llamado Satisfactory, donde mi objetivo es más que claro: Encontrar recursos, y crear fábricas que automaticen todos los procedimientos de manufactura -que desde el inicio me toca hacer a mano, lo cuales eventualmente conllevan crear diversos derivados del hierro, cobre, piedra, entre otros materiales naturales.

Es decir, cuando llego a la superficie, encuentro una mena de hierro, de la cual saco el metal para crear una placa del mismo metal en mi mesita de ingeniero. Suena trabajoso, pero no vine aquí para picar y armar a mano, yo estoy en este lugar como un ingeniero, y para evitar la fatiga, tengo que armar una cadena de minería-fundición-ensamble-almacenaje capaz de producir en masa. De esta forma obtengo materiales infinitos; siempre y cuando la cadena no se rompa.

La maquinaria necesaria para hacer todo esto no está disponible de entrada. Como muchos juegos del género de simulación o gestión, vamos desbloqueando el contenido poco a poco al completar pequeños logros. Las máquinas van creciendo en complejidad conforme vamos completando los mismos.

Satisfactory

Hay muchas máquinas que podemos utilizar, todas necesarias para una función específica, las primeras que llegamos a tener a disposición son las mineras, que claramente, sacan material de los yacimientos de X o Y recurso. Estas, a su vez van conectadas a las fundidoras, que derriten el recurso y le convierten en lingotes. A partir de ahí, tenemos el chance de crear muchos objetos que van desde alambre de cobre, cable de electricidad, tornillos, placas metálicas, por comentas las menos complejas, hasta llegar a motores, rotores, o metal fortificado más adelante. La creación de todos estos items es vital para conseguir con nuevos descubrimientos tecnológicos que nos permitan construir nuevos aparatos en nuestra fabrica.

Lo mejor de Satisfactory está en la necesidad de destruir todo lo que construimos al inicio. Sí, para mejorar, o automatizar, deberemos tirar abajo mucho de lo creado en ciertos puntos de la partida, pero la recompensa es la eficacia aumentada, donde además de poder producir más y mejor, podremos crear nuevas cosas gracias al re-acomodo. En este punto es donde el juego le hace honor a su nombre; todo lo manufacturado debe ir de aquí para allá en bandas transportadoras, que trasladen los diferentes bienes a su respectivo destino. Ver el resultado final de una jornada donde todo fue reciclar-reconstruir es muy satisfactorio, y adictivo.

Algo que simplifica las cosas en Satisfactory es el camión autómata. Un vehículo que podemos  poner en piloto automático, para que vaya de punto A a punto B dejando y trayendo recursos. Este es un medio de gran importancia, pues a la larga, es más barato hacer un camión que recorra 1 kilómetro, que crear una banda transportadora de dicha longitud. Además, el camioncito se ve mejor. Igualmente podemos usarlo nosotros para ir a donde nos plazca.

La etapa de Early Access contiene tres biomas distintos, uno donde la nieve suele ser mayoría, con paisajes fríos con muchas montañas heladas, otro tropical, con mucha vegetación verde, lleno de bosques, y un último mapa que mezcla un poco de las dos anteriores en ciertas zonas. Los tres son muy amplios, teniendo cada uno algún tipo de fauna único. No son generados proceduralmente, por lo que siempre que entremos, serán iguales. Lo bueno es que Satisfactory nos da la oportunidad de hacer todo siempre distinto, por lo que la rejugabilidad está más que asegurada. De hecho, yo tengo tres partidas, dos que llevo junto con mis amigos, y una que estoy jugando yo solo, y nunca he sentido que el juego se torne aburrido o repetitivo.

Satisfactory

El apartado técnico de Satisfactory es sorprendentemente bueno, suelen haber pocos problemas de rendimiento, e incluso con los gráficos en Ultra, no hay bajonazos palpables de FPS o recalentamiento del PC. En unas 30 horas de juego he tenido solamente un crasheo, y creo que fue por hacer un Stream. Porque previo ni posterior a ese momento, tuve problemas de crash.

Tomando en cuenta que apenas está en desarrollo, podemos apuntar que una vez esté completo, será un juegazo en el cual pasar horas de horas creando y mejorando nuestras fábricas.

El equipo desarrollador ha hecho un gran trabajo, con un estado tan verde tenemos un juego con horas bastas de contenido para pasar un rato bastante divertido con nuestros amigos, o jugando solos. Satisfactory me tiene enviciado, mucho, y no puedo esperar a ver el nuevo contenido en la próxima actualización de junio. No imagino cómo será cuando esté completo, pero para mí puede llegar a ser uno de los mejores títulos de simulación y gestión del año.

Satisfactory se encuentra disponible en PC, exclusivo en la Epic Store, a un precio de $19 USD. Sus requisitos son relativamente accesibles para la mayoría de computadoras; los dejamos abajo.

Requisitos de Satisfactory

  • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits.
  • SO: Windows 7 ó posterior (64-Bit)
  • Procesador: i5-3570k 3,4 GHz 4 Core.
  • Memoria: 8 GB de RAM.
  • Gráficos: GTX 660 2GB.
  • Red: Conexión de banda ancha a Internet.
  • Almacenamiento: 20 GB de espacio disponible.
Satisfactory #3 – Encontramos la piedra y tenemos ensambles

Satisfactory #3 – Encontramos la piedra y finalmente tenemos producción.#Satisfactory Satisfactory

Posted by Gamers Hub on Tuesday, May 21, 2019