La presentación de Nintendo este martes durante el E3 confirmó uno de los rumores que más habían sonado en los días antes de la expo. Fortnite finalmente llegaría al Switch. Esto emocionó muchísimo a nuevos y viejos fans por igual, pues significa la posibilidad de enfrentarse en un Battle Royale con mejores características que en un teléfono móvil, pero con la portabilidad que permite Nintendo a cualquier sitio que tenga conexión a internet. Sin embargo, la noticia dejó un sabor amargo en la boca de quienes ya disfrutaban del juego en su PS4 y pensaban comenzar a jugarlo también en el Switch: Sony bloqueó las cuentas empleadas anteriormente en su consola, de modo que estas no pueden ser utilizadas en el dispositivo de Nintendo. O sea, el perfil, skins y avance que los jugadores han acumulado hasta ahora en su PlayStation deberá ser ignorado si los usuarios desean cambiar la máquina en que juegan Fortnite.

Ante esto, los fans estallaron en ira y lanzaron una avalancha de quejas a Sony en todas sus redes sociales. Por dos días la empresa ha estado en silencio, pero finalmente ante la ineludible furia de sus seguidores, los ejecutivos de Sony lanzaron un comunicado al respecto de la situación. Eso sí, si esperan una disculpa y que hagan caso a sus peticiones, les aconsejamos bajar sus expectativas… Muy a pesar de lo que dice la primera frase del siguiente texto.

«Siempre estamos abiertos a escuchar lo que a la comunidad PlayStation le interesa para mejorar su experiencia de juego», aseguró Sony a BBC. «Con… más de 80 millones de usuarios activos mensualmente en la PlayStation Network, hemos construido una gran comunidad de jugadores que pueden disfrutar juntos en Fortnite y todos los títulos en línea».

O sea, ¿para qué quieren al Switch si aquí tienen con quien jugar? Algo así como: ¿Para qué vamos a pasar a McDonalds si en la casa hay frijoles de ayer en la refri?

«También le ofrecemos soporte al cross-play [la posibilidad de cruzar a otras plataformas] con PC, Mac, iOS y dispositivos Android, expandiendo la oportunidad a los fans de Fortnite en PS4 de jugar con incluso más usuarios en otras plataformas, No tenemos nada más que agregar en este momento», agregó el vocero de Sony. Es decir, dejen de molestar que no estamos interesados en hacerles caso. Una vez más, la industria de los videojuegos demostrando que sus intereses comerciales están muy por encima de la experiencia de usuario.

En cuanto a Nintendo, la empresa nipona se muestra mucho más abierta a construir una relación positiva con la compentencia.

«Siendo honestos, hay tres diferentes situaciones aquí», indicó el Presidente y Oficial de Operaciones en Jefe de Nintendo of America a Polygon durante una entrevista en el E3 2018. «Tienes compañías como la mía, que promueve el cross-play y permite el cross-play. Tienes un desarrollador y dueño de contenido que quiere cross-play y está promoviéndolo, y tienes después a los otros [creadores] de plataformas y lo que sea que hacen ellos. Y cuando se trata de otros [creadores] de plataformas, tanto como ustedes tienen influencia con [ellos], yo no la tengo. Y esa es una decisión que cada uno de ellos toma [por su cuenta], y algunos están apoyando el cross-play y otros no lo están haciendo».

Confíen en el poder de las estrellas y todos sus sueños se harán realidad.

De modo que, así las cosas, Sony se rehúsa a jugar con Nintendo y por más que él le pida a los papás de Sony que los dejen jugar juntos con sus amigos en común, don Sony y doña Sony no quieren acceder. Entonces, lo que queda es empezar de cero en la casa de Nintendo, volver a conseguir los juguetes que ya tenía Sony y pedirle como deseo a las estrellas todas las noches que algún día el corazón de su viejo amigo crezca tres tallas y todos podamos celebrar juntos la Navidad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí