Era de esperarse que con la aparición de la plataforma de videojuegos Stadia, del gigante Google, de inmediato iban a comenzar a surgir reacciones por parte de las compañías de videojuegos más importantes, como es el caso de Sony y Microsoft, que han firmado un acuerdo.

Esta nueva colaboración consiste principalmente compartir los servicios de la Nube, pero también podríamos estar hablando de intercambio de información que permita una especie de multijugador compartido, hasta una nueva plataforma de juegos en conjunto.

Ambas compañías también acordaron trabajar en la producción de semiconductores e inteligencia artificial, que puede ser un excelente soporte para productos de consumo como videojuegos; y soluciones de sensores que utilicen Azure AI, tecnología de Sony.

Esta unión entre Sony y Microsoft también representará una mejoría tecnológica en las plataformas de juegos streaming de ambas, ya que, por ejemplo, PS Now todavía no funciona muy bien fuera de Japón o Norteamérica y xCloud aún se encuentra en una etapa muy temprana de desarrollo.