Es la serie del momento y de la que todos están hablando. ‘The Queen’s Gambit’, basada en la novela del mismo nombre de 1983 escrita por Walter Tevis, ha ido ganando fans de manera creciente y algunos hasta la están calificando como la mejor serie del año… Incluso ya rompió un récord en Netflix.

La serie tiene muchísimas cosas a favor. Para empezar, Anya Taylor-Joy, actriz muy joven pero talentosísima, dotada de una belleza única y con un carisma innegable para la cámara. Un tema apasionante: el ajedrez; condimentado por un feminismo sutil y elegante; la soledad, las adicciones, el miedo a perder (tanto en competencias como en la vida) y los traumas de la niñez.

Todo lo anterior sumado a un tratamiento fluido y con excelente ritmo, han llevado a ‘The Queen’s Gambit’ ha obtener un 100% de calificación en el sitio especializado Rotten Tomatoes y ha conseguir más de 62 millones de visionados tan solo en sus primeros 28 días de estar disponible en Netflix; esto la coloca como la miniserie más vista de la plataforma hasta ahora.

Es un verdadero testamento a las habilidades de Scott como guionista y cineasta que fuera capaz de insuflar vida al drama y el detalle de muchas partidas de ajedrez con la cámara. Scott también tuvo una tremenda ayuda por parte del talentoso equipo de la serie. el exquisito uso de los patrones del tablero del ajedrez en la ropa de Beth del diseño de vestuario de Gabriele Binder, la música repleta de suspense del compositor Carlos Rafael Rivera, el apasionante montaje de Michelle Tesoro, las vibrantes elecciones del diseñador de producción Uli Hanisch que brillan en pantalla en cada escena y la fotografía de Steven Meizler que transforma todas las partidas en emocionante drama.

Peter Friedlander, vicepresidente de series original de Netflix

Pero eso no es todo, gracias a ‘The Queen’s Gambit’ también han aumentado las ventas de los tableros de ajedrez de forma significativa. Por ejemplo, en sitios web como eBay estos artículos ha aumentado sus ventas en un 250%, según Deadline. Si no las has visto, te estás perdiendo de una historia ingeniosa y narrada con mucha categoría por parte de sus creadores, Scott Frank y Allan Scott.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here