La supervivencia es el único objetivo en They Are Billions; miles de zombies (y millones a la larga) van a intentar arrasar nuestro asentamiento una y otra vez. Nuestro deber es utilizar de la mejor manera las herramientas y recursos para mejorar las defensas de la ciudad, de manera que sean una barrera lo suficientemente fuerte para repeler los asedios de los muertos vivientes. Estas son de suma importancia, puedes cada X cantidad de días una super horda vendrá a atacarnos, y debemos estar preparados.

Cada partida da inicio bajo un entorno generado proceduralmente; tendremos un centro de mando, y cuatro defensores para dar inicio al juego. They Are Billions irá contando los días que nuestro asentamiento logra sobrevivir, y si logramos llegar con vida a una cantidad determinada (establecida previo al inicio), saldremos victoriosos. Antes de comenzar la partida elegimos la cantidad de zombies, los días que debemos mantenernos con vida para ganar y el tipo de mapa. Esto determina la dificultad del mapa en general.

They Are Billions

Nuestra primera partida la comenzamos con cautela, pero aún así, la crudeza del juego nos hizo entender que They Are Billions es más que crear casitas, erigir paredes y enlarguecer el ejército. En realidad, el planeamiento de cómo vamos a afrontar el holocausto conlleva ser meticuloso. La forma como se deben acomodar los edificios -de manera que no se pierda espacio, es vital. Elegir dónde irán las torres vigías es muy importante, pues se vuelven la diferencia entre la vida y la muerte cuando viene alguna horda sorpresa. Incluso el primer embate de los muertos vivientes puede ser peligroso. Recibí mini ataques esporádicos que salieron de la nada y me hicieron perder varias partidas al inicio, es muy molesto, pero es falta de cuidado, exceso de confianza.

Cada horda será más complicada que la anterior, y siempre correremos contra el tiempo para estar listos para la siguiente vez que nos visiten. Un aviso del cuartel general nos dará información de la dirección en la que se acercarán los zombies, esto sirve de ayuda para enfocar nuestros esfuerzos defensivos en partes especificas de nuestro asentamiento, y nos da un tiempo razonable para hacer mejoras extra desde su aviso, hasta la llegada inminente.

They Are Billions

Ya entrada la etapa madura de la partida, vamos a poder mejorar nuestros edificios, pasamos de paredes de madera, a muros de roca, de unidades de arco con flechas a francotiradores, y de pequeñas cabañas de cazadores a granjas que producen más comida. Hay hasta cuatro avances tecnológicos para echar mano y mejorar muchas estructuras.

Las mecánicas en They Are Billions resultan conocidas para quienes están acostumbrados a los títulos de estrategia en tiempo real, con excepción de algunos aspectos de su jugabilidad como la restricción para construir en cualquier lugar del mapa que hubiésemos descubierto. Para poder hacer nuestra colonia crecer en términos de territorio, debemos construir torres de energía, estas, extienden el área de construcción bajo la cual podemos construir.

They Are Billions

La dificultad de They Are Billions es algo complicada inclusive si utilizamos una configuración fácil, esto nos invita siempre a buscar nuevas maneras de sobrevivir si no tuvimos éxito en nuestro intento de supervivencia anterior. Es un punto a favor de los seguidores acérrimos del género, y quizás uno en contra de quienes no están acostumbrados a niveles de dificultad desafiantes. En The Couch hemos jugado unas 40 horas, con una docena de intentos que terminaron todos realmente mal; alguna partidas llegamos más lejos que la anteriores, en otras morimos temprano, hay una curva de aprendizaje mediana, pero las probabilidades de salir victoriosos suelen ser una apuesta difícil de ganar.

They Are Billions se encuentra disponible en PC, PlayStation 4, y Xbox One a un precio que ronda los $30 USD. Y al menos en la tienda Steam ha dejado buenas impresiones entre los usuarios, quienes le han dejado notas de 9/10 (de entre unos 16500+ reviews sorprendentemente positivos). Esto sirve para confirmar el buen trabajo que ha hecho el equipo desarrollador Numantian Games, agregando una campaña, Steam Workshop (PC), y modo Supervivencia. ¿Lo mejor del juego? Sin duda es la sensación de seguridad que nos puede llegar a dar, nos hace sentir cómodos, y felices, pero de la nada, nos hace trizas en un parpadeo.