El 5 de octubre se estrenó oficialmente en las salas de cine costarricense la película en solitario de Venom, la cual fue dirigida por Ruber Fleischer (Zombie Land) y esperada por muchos fans, quienes deseábamos ver una reivindicación de la desastrosa conceptualización del personaje que apareció en Spiderman 3, conozcamos un poco de Venom y hablemos de la película en esta reseña libre de spoilers.

We are Venom

Este icónico personaje nace en la editorial de Marvel comics en 1984 a manos de David Michilinie y el artista Todd MacFarlane, él es un simbionte, una especie de forma de vida alienígena que ocupa un huésped para sobrevivir, fusionándose con él y creando así una nueva entidad, Venom está sumamente vinculado con Spiderman ya que en los comics el primer huésped fue Peter Parker (bueno, realmente fue Deadpool pero esa es otra historia), pero luego al separarse ellos dos, el nuevo huésped es el periodista Eddie Brock, quien será el protagonista de esta película.

Dentro de los poderes de Venom están la fuerza, resistencia y agilidades sobre humanas, capacidad de alterar su estructura para crear tentáculos, escudos o aun aparentar vestimenta, al poseer una conexión directa puede sanar a su huésped a velocidades increíbles, además de ingresar a las memorias de este, utiliza sus garras y colmillos para atacar y cenarse a los tipos malos de vez en cuando.

Una segunda oportunidad para nuestro supervillano

Es indiscutible que no podemos hablar de esta película sin vincularla con el gran fallo de Spiderman 3, quienes conocíamos del personaje, tuvimos serias secuelas emocionales al ver en la gran pantalla, y llenos de esperanza e ilusión debo agregar, aquel pésimo intento de darle vida a Venom, ni su fisiología, ni su personalidad, ni siquiera su manera de hablar en tercera persona, no nos dieron algo para atesora. Así que salimos cargados de dolor y miseria, y no exagero al decir que esta película y este personaje ha sido una cruz que muchos cargamos durante años, hasta ahora.

Luego de esta necesaria catarsis, debo indicar que recibí con mucho miedo la noticia de una película en solo de Venom, estaba seguro que mi corazón de fan no aguantaría un segundo golpe de ese calibre, y así se acercaba el día de la premier, ya tenía lista una camiseta del personaje, había repasado algunos de sus comics y de la nada, aparecen las criticas salvajes despedazando la película, y pues bien, aunque siempre he sido de la idea que lo importante es que el usuario disfrute el producto, me sentí desmotivado y digo, ¡quién no!, la compararon con Gatubela de Halle Berry, eso asusta a cualquiera.

Ahora bien, el día de la película había llegado, tocaba enfrentar los miedos del pasado y sentarme en la butaca con una cantidad de esperanza de no ser defraudado, y empezó… en este punto antes de empezar a analizar la película solo diré, los críticos y fans de Lady Gaga estaban mal, eso no se hace y sé que hay un lugar en el infierno especial para ustedes.

¿Qué me encanto?

La actuación de Tom Hardy está muy bien, la mayor parte del tiempo, rescata en mucho la película, puede ser que el punto más fuerte sean sus diálogos e interacción con el simbionte; también Riz Ahmed resulta en su personaje de Carlton Drake un villano interesante, no por su maldad, si no por su marcado pragmatismo.

Aunque he de decir que no salí enamorado del CGI me encanto que respetaran el diseño de Venom, súper musculoso de 2 metros, con esa voz que quedo a la perfección y esos diálogos muy propios de él.

La mayoría de escenas de acción, o al menos las que no están basadas en CGI, están bien logradas, nos permiten ver a nuestro villano repartiendo dolor y muerte sin contemplaciones, mientras dura su proceso de construir, a la par de Eddy, una base ética que le permitirá comerse solo a los malos.

Sobre todo, y esto sale de mi corazón de Fan boy, adoré ver la reivindicación de un personaje tan icónico, puesto, aunque sé que esta no es la película que él se merece, es sin duda alguna si la que lo salva del abismo donde había quedado, de aquí en adelante solo espero que mejore.

Hay momentos icónicos en la película, lamentablemente la gran mayoría al final, pero si me emocioné mucho en la escena post créditos, y el cameo de nuestro siempre amado Stan Lee fue simple pero refrescante, talvez me hubiera gustado una vinculación más fuerte con Spiderman, pero igual, estos son los orígenes del personaje.

¿Qué no está bien?

Lamentablemente son varias cosas, empezando por el guion, a veces se siente increíblemente torpe, y con una cantidad de tramas que no fueron ejecutadas de la mejor manera, o en todo caso no tuvieron que estar ahí. Existen momentos que debieron ser mejor trabajados ya que se sienten débiles o hasta ilógicos, y son valiosos para la película y el desarrollo del personaje.

Existe en general un desarrollo de personaje extraño, como espontáneo si se quiere, las motivaciones cambian con justificaciones muy pobres, sin tal vez un momento dramático impactante, lo cual resta credibilidad al personaje. Debo agregar que si por mi fuera la novia de Eddy Brock, Anne Weying interpretada por Michelle Williams sale sobrando y por mucho, no aporta en gran medida al desarrollo, y sus primeras intervenciones son pobres e innecesarias. Más adelante en la trama se justifica un poco su presencia, pero nada que un guion mejor fundamentado no pudiera arreglar.

Las escenas de acción con CGI, y el CGI en general, no son de lo mejor, son muy rápidas, pero no se logra entender que está pasando realmente, a veces parece una batalla de slimes, lo cual hace que no se disfruten en su totalidad.

Este punto talvez lo noten solo los conocedores del personaje, pero se maneja una idea que Venom y Eddy son dos personas diferentes, donde lo correcto es que ellos dos, el simbionte y Eddy conforman a Venom, se pierde ese elemento de amalgama, pero como indique, es un elemento que al espectador normal no le va a importar mucho.

¿La veo o no la veo?

Sin dudas debo decirle, véala, es una película para palomitas y refresco, no es el gran fracaso que dicen las críticas, pero tampoco es una gran película de súper héroes comparadas con la que se han venido desarrollando estos años, es ahí talvez donde se siente un retroceso. La película eso sí, a pesar de sus errores, entretiene y sus golpes de comedia están bien logrados, y es una excelente forma de olvidar los errores cometidos en el pasado con el personaje.

Compartir