Desde hace unos meses venía jugando Yonder: The Cloud Catcher Chronicles, la primera vez que vi uno de sus trailers, no pude evitar recordar al mismo Link y uno de los más recienteZelda. Es claro que las distancias están ahí (enormes), que sus historias son muy distintas y sus mecanismos de interacción coinciden en pocos puntos, pero recuerdo ver al personaje de Yonder correr entre un pasto verde, bajo un atardecer, y los destellos de Breath of the Wild volvían a mi cabeza. Por suerte, tuvimos la fortuna de probarlo, caímos en razón, y acá les dejamos nuestras impresiones.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles es un juego de mundo abierto y aventura, que toma lugar en una tierra llamada Gemea, a la cual llegamos por medio de un barco. Gemea es una isla hermosa, colorida, viva, llena de lugares por descubrir, con secretos en cada esquina y personajes siempre amigables. Su jugabilidad se basa meramente en la exploración (aunque no se queda allí), Yonder es un juego muy noble, lleno de intenciones sutiles empañadas de bondad y el bien común de una comunidad; un título donde no hay muertes -literalmente, no vamos por ahí dándole de golpes a nadie, no hay enemigos, solo la búsqueda de establecer amistades, comercio, y por supuesto, resolver el problema que aqueja a aquella hermosa isla. El cariño puesto en Yonder es incalculable.

Previo al comienzo del juego, accedemos a un pequeñísimo editor de personaje, es posible elegir el color del cabello, su estilo de peinado, tono de la piel; tras una fugaz creación de personaje, saltamos de lleno a su historia.

Yonder The Cloud Catcher Chronicles

La historia en Yonder es poco profunda, el juego tiene una narrativa no es su fuerte y toca leer un poco entre diálogos y textos que nos explican rápidamente el meollo de la trama. Muy de vez en cuando veremos escenas donde se nos cuente o explique algo a modo de cinemáticas, pero cuando sucede, logra dar el mensaje sin dejar cabos sueltos. Su comienzo se trepidante, corto, y esto le resta potencia al arranque del juego; de igual manera, se agradece no tener que ver una cinemática de cinco minutos a modo de introducción.

Comenzamos el juego envueltos en un asunto de vida o muerte, donde sobrevivimos de «milagro», y de un pronto a otro nos vemos como los elegidos para una tarea importante. Nuestro trabajo en Yonder será deshacernos de una neblina que azota Gemea -al inicio es un misterio la razón de su existencia, o de dónde viene; para lograr este cometido debemos encontrar unos Duendes que se hallan a lo largo de la isla, ellos tienen el poder suficiente para deshacer la neblina y traer a la isla su tranquilidad. La fauna que llena de vida a Gemea es un detalle digno de mencionar, todas son criaturas extrañas, pero no nos ha de ser complicado saber qué son, ya lo verán.

En Yonder: The Cloud Catcher Chronicles, las actividades son variadas, y eso hace que el juego no se vuelva aburrido, nos entretiene bastante gracias a la cantidad de cosas que podemos hacer para entretenernos entre cada misión principal (si eso queremos). Una vez comenzamos a jugar, la trama nos lleva de una actividad a otra sin orden específico entre las misiones principales o secundarias, hay para todos los gustos, la pesca es una opción divertida, para pescar lanzamos la caña a cualquier río, lago, o área de mar que encontremos y esperamos a que aparezcan los peces, podemos mover el cebo alrededor, y una vez piquen, una flecha roja indicará alguna dirección, basta con que movamos el análogo izquierdo en la misma dirección que la flecha roja (lo cual se torna color verde al hacer match) durante un tiempo determinado para lograr atraparles.

Yonder The Cloud Catcher Chronicles
Yonder The Cloud Catcher Chronicles

Si no eres de los que disfruta sentarse algunos minutos a pescar, puedes encargarte de tu propia granja. Estas pueden dedicarse a distintas actividades, es nuestra propia tierra para albergar animales, que nosotros mismos podemos domesticar (para ordeñar por ejemplo), sembrar plantas, y demás actividades de agricultura que solo un granjero experto logra con maestría. O tal vez, ¿Prefieres ser un chef, y crear comidas suculentas que sean el deleite de toda Gemea? Pues la cocina es otra actividad, hay muchas opciones: ser carpinteros, dedicarnos a la moda creando ropa en la profesión de sastre, en fin, hay de todo, para todos.

Las actividades comentadas en ambos párrafos anteriores se llevan a cabo gracias a las sencillas mecánicas de recolección de recursos. Contamos con un martillo para romper cajas de madera dentro de las cuales hay loot, un hacha que nos ayuda a recolectar madera de los árboles, la hoz, siempre confiable, sirve para cortar zacate y conseguir hierba (pero no la del 4:20), cada pequeña cosa que obtengamos de cada uno de estos ejercicios nos sirve para algo: Comercio, consumo, crafteo, etc. El sistema de comercio en Yonder no tiene dinero de por medio en el 90% de sus transacciones, casi todo lo que se compra o vende será un intercambio, puro trueque, mera hermandad del corazón, (algunos productos tienen más valor en otras zonas determinadas de Gemea), existen algunos objetos especiales que se compran con monedas antiguas, las cuales podemos conseguir al completar algunas misiones o encontrándolas en cofres escondidos por Gemea.

Yonder tiene un sistema de clima dinámico, las tardes cálidas con vientos resoplantes que mueven el pasto y los árboles, pueden de un pronto a otro tornarse oscuros y llenos de lluvia, con tormentas y truenos que retumban por todo el mundo del juego. Tenemos el día y la noche, además de dos estaciones, el invierno con pequeñas caídas de nieve y verano, soleado y chillante. El desarrollador hace nota de que los animales en el juego hacen migraciones a según la estación, un detalle bonito, muy bonito.

Yonder The Cloud Catcher Chronicles
Yonder The Cloud Catcher Chronicles

Como ya relatamos antes, Yonder es un juego donde no hay asesinatos, no tenemos enemigos más que la misteriosa neblina malvada que tiene atrapados varios sectores y puntos claves del mapeado. Anteriormente comentamos sobre el editor del juego; avanzando en la partida fuimos descubriendo pequeños desbloqueables que crean un abanico más amplio en el apartado de personalización de personaje que son más variados y muy divertidos, desde peinados nuevos, distintos colores para teñir el cabello, barbas, así como ropa y accesorios (anteojos o orejeras).

Tenemos otras pequeñas tareas a realizar, aparte de las misiones primarias o secundarias. Se nos reta a sembrar «x» cantidad árboles en cada bioma (veremos un pequeño parche de tierra en el lugar donde es necesario plantar). Por cada rincón de Gemea hay gatitos perdidos que podemos ir recogiendo como parte de una misión especial. También encontramos las Rocas de Sabiduría, que nos retan con pequeñas trivias, que una vez resueltas, transforman a cada roca de sabiduría en un portal de quick-travel. Otro punto muy agradable es el HUD, limpio, sencillo y el sistema de inventario es bueno.

Los puntos que no me agradan de Yonder son pocos, el juego tiene un acabado técnico impecable, sin bugs, es fluido, aunque por momentos se torna un poco opaco incluso de día. Parece no haber auto-guardado, así que un crasheo del juego (que no nos ha pasado en las 15+ horas de juego que llevamos) o un apagón en la electricidad nos pueden dar una mala pasada. Otro detalle, notamos pocas veces en la distancia del dibujado titilar algunos elementos como arboles o postes, pero son detalles pequeños que no afectan la experiencia.

Yonder The Cloud Catcher Chronicles
Yonder The Cloud Catcher Chronicles

La selección de misiones puede volverse un poco molesta, cada vez que descubrimos alguna oportunidad de realizar una nueva misión, esta se sobrepondrá ante cualquier otra misión que estemos realizando o tengamos asignada, y es algo tedioso entrar cada 10 minutos a escoger de vuelta la misión que estábamos haciendo en primer lugar. Podríamos tener una cola de 10+ misiones, pero tenemos libertad de elección, y por ahí se compensa un poco ese problema.

Nos agradaría la idea de optar con varias opciones en la distancia de la cámara (no las hay), para mi gusto, esta tiene una distancia muy corta en relación al personaje y si hubiese posibilidad de cambiar la distancia a una más larga, no vendría mal. Un modo foto es necesario para Yonder. Otro detalle que le agregaría una profundad extra al juego puede ser la necesidad de comer y beber, es una buena manera de darle un uso extra a las cantidades abundantes de comida con las que llegamos a toparnos en Yonder, pero en el fondo ese no es el enfoque del título.

Algunos personajes pueden parecer repetidos, topamos con unos en particular que parecieran ser quintillizos, pues vimos a un NPC idéntico varias veces en distintas zonas. Por último, mi mayor queja es el trabajo en los cielos nocturnos, el firmamento de noche tiene un acabado opaco, y si miramos al firmamento, solo veremos un montón de lucecitas raras, como si las mirásemos a través de un vidrio empañado, lo cual es muy distinto al acabado que tenemos bajo de día.

En la página del juego, el desarrollador afirma que Gemea es una isla «masiva», y en realidad no se siente asi, concordamos en que es hermosa, llena de lugares fascinantes, pero ciertamente no tardaríamos mucho en cruzar la isla de lado a lado; en todo caso, el tamaño se siente perfecto para el propósito y contenido argumental del título, no parece faltarle nada, ni tener de más en lo que respecta al tamaño y sus respectivos biomas.

Yonder The Cloud Catcher Chronicles

Distintas melodias suenan con el trotar sumiso y tierno de nuestro personaje, todas cálidas y de gran calidad. La música del juego acompaña el tema de «explorar» con tremenda fuerza a lo largo de nuestro viaje; en Yonder: The Cloud Catcher Chronicles el apartado sonoro es gran artífice de una pieza casi perfecta, sus tonadas rítmicas buscan calar con fuerza en cada son, dondeel aire de aventura y fantasía que brota de Gemea,con sus criaturas frankesteinescas, geografías camaleónicas, y escenarios llenos de secretos por descubrir hallan un gran acompañante en su apartado musical, gracias a una banda sonora excepcional.

Yonder es una obra de arte relajante y de gran notoriedad, es un muy buen indie, que a pesar de no ser innovador, usar formulas simples y comunes de todos los juegos de su género, logra destacar. Simplemente nos atrapa en la grandeza de su sencillez. No podemos dejar de decir que es un juego muy atractivo para niños donde pueden pasarla genial al lado de sus padres o hermanos.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles está disponible en Steam, Nintendo Switch y PlayStation 4. El idioma Español viene incluido en el juego, así que quienes tienen dificultad con el Inglés, no tendrán problema alguno. Prideful Sloth es el estudio desarrollador de este gran título, conformado por ex integrantes de compañías como Rocksteady y Activision, unidos con una nueva meta en mente, plasmada de gran forma con el resultado final de un juego fantástico, una experiencia cautivadora.