Hace tiempo quería que llegara esta película para hablar del transfondo filosófico-humano que hay detrás del personaje Thor. Este artículo se los escribo con mucho aprecio para tres tipos de lectores que accedan a él: quien ama a Thor y sabe por qué lo hace, quien lo ama sin saber por qué razón interna, y para quien no lo hace y se pregunta ¿quién carajos tolera a este rubiecito brabucón? A los primeros dos lectores les pido se queden y me acompañen para compartir ese sentimiento de heroísmo que lo llena al leer Thor mientras lee el artículo, y al tercer lector solicito dé una oportunidad para verle un lado más filosófico al personaje, quien sabe, a la larga y hasta le guste (y no solo por el hecho de que el actor es de mucho agrado para gran parte del público femenino).

Dejando al lado el preámbulo, comencemos.

Origen simbólico de Thor y Loki

Como toda gran civilización, ellos crean mitologías y deidades (a veces no tan fantásiticas o irreales) las cuales tienen la finalidad de mostrar el lado oculto de la psique humana la cual accionamos muchas veces sin conciencia de ellos, y el lado claro, ese donde decimos «somos increíbles».

Cuando algo no tiene nombre, no existe; es como en la antigüedad que no conocían el cáncer y por tanto le inventaban nombres que tenían que ver con maldiciones incurables, era algo desconocido. Pues bien, Loki es una respresentación del ese lado oscuro del ser humano que apenas estaba comenzando a comprender, y como veremos más adelante, termina siendo una teoría de la psique que aun asombra a psicólogos actuales.

Loki castigado antes del Ragnarok.. Pintura por Marten Eskil Winge

Bien, como ustedes ya saben, ya sea por los cómics o ya sea por las películas; Loki es el dios del engaño, pero Loki tiene una particularidad: sus ilusiones no existen en la realidad. Vamos a ver si me explico, de manera sencilla, las ilusiones que él crea no son espectros de luz que toman forma sólida; más bien, es que altera el cerebro de todos quienes están a su alcance para que vean las alteraciones de la realidad que él crea. Un ejemplo muy claro es cuando lo vemos en la película Thor: The Dark World, en la cual, cuando llegan a la celda de él a contarle sobre la muerte de su madre, se ve todo pacífico y el cuarto lleno de muebles adornados; pero luego, se le observa su realidad todo frustrado de ira y los muebles todos destruidos.

Esto es importante, pues Loki representa la mente humana, la ilusionista. El poder de la mente es enorme, tiene la creatividad casi para afrontar cualquier problema, sin embargo, en este caso, la analizaremos desde la perspectiva negativa: la mente como la creadora de paranoias y realidades que no existen, la saboteadora de nuestros planes, la que nos dice «eso está mal y nunca vas a poder hacerlo porque te va a pasar a, b, c, d, f, g cosas» y así hasta llegar a la letra «z» de razones negativas y sobre todo FICTICIAS del por qué no se va a poder lograr ese plan, objetivo o meta que tiene en mente… ¡y ni siquiera esas razones son reales, pues nunca se ha intentado y por tanto, no se sabe el resultado de lo que usted quiera intentar! Ese es el poder del dios del engaño.

¿No les ha pasado en ocasiones que por dentro desean con todas las fuerzas hacer algo, pero que le dan tantas vueltas a las posibilidades en la mente que al final no hacen nada? Bien, felicidades, Loki ha entrado a su reino, a su Asgard, y lo está dominando.

El padre de Loki es Odin, el ser que sacrificó uno de sus ojos para ver lo escencial que no se mira a simple vista. Odin tiene el poder de ver a Loki, de ver como destruye a Asgard con engaños, es más, lo hace mientras está dormido. Pues bien, para los nórdicos, nosotros somos Odin, la representación del hombre sabio que puede ver el engaño, pero no le puede ganar. Nuestra mente nos juega ilusiones negativas de las cuales, a veces, creemos no poder ganar. Pero Odin engendró un hijo legítimo…

 y ese hijo es Thor,  el legítimo heredero de Odin, conocido actualmente como OdinSon (hijo de Odin), y, ¿recuerdan cuál dios es? Sí, es el dios del rayo, y según los vikingos, puede ser parida por cualquier ser humano al igual que Odin. La mente puede jugar cualquier jugarreta que quiera, pero quien tiene voluntad para vencerla nada lo detendrá de cumplir sus objetivos. Para los antiguos, no solo para los nórdicos, el rayo es la representación de la voluntad, pues esta es precisamente como un rayo: decidida, fuerte, estrepitosa, ruidosa, impactante, paralizante de enemigos, impresionante, no hay fuerza en el cosmos que lo detenga; y sobre todo para los nórdicos era más simbólico pues su destello de luz es impactante y segador, es decir: destructor de la ilusión, de la falsedad, de la oscuridad; una vez el rayo cae en su punto, no queda ni un ápice de las sombras, todo es claridad, todo es luz, todo se desvela de la oscuridad y solo queda la luz, la verdad.

Luego de estas palabras y de este simbolismo, uno queda impactado como por un rayo (no pun intented). No, pero ya hablando en serio, el rescate de la voluntad humana sobre la ilusión que todos los seres humanos tenemos dentro nuestro, por parte de los nórdicos es simplemente impresionante. Por algo, Thor y Loki son hermanos, porque es la batalla eterna del ser humano hasta que llegue el Ragnarok, es decir, el momento de su muerte; la batalla entre la ilusión y la realidad. Y con mucha más razón, Thor es el hijo legítimo de Odin, porque el ser humano es únicamente legítimo cuando actúa por voluntad, cuando es él mismo, cuando persigue con decisión imparable sus sueños. En 1990, en la universidad de Illinois, Stan Lee comentaba a un auditorio repleto de universitarios que hace muchos años, antes de crear a Thor, él se había leído «El anillo de los nibelungos», lo que viene siendo una especie de biblia nórdica, y quedó tan impactado con la historia de Thor, que recomendó el libro a Lieber y Kirby, los co-creadores de The Mighty Thor; ambos quedaron tan impresionados que decidieron rescatar a Thor de la mitología antigua y trasladarlo a la moderna, plasmándolo junto a sus más grandes creaciones como lo son Iron-Man y el Capitán América. En palabras textuales de Stan «la voluntad de siempre enfrentarse al engaño es lo que necesitan nuestros jóvenes».

El Mjölnir. 

No hay transcripción correcta para este fonema, así que lo seguiré escribiendo tal y como lo puse en este título, usted se lo imagina escrito como mejor le guste. Pues bien, esta herramienta tiene dos significados:

1) El martillo es una herramienta curiosa, pues guarda dos fuerzas enormes dentro de su naturaleza: la construcción y la destrucción. Los nórdicos comentaban que el martillo es el más noble dentro de los instrumentos humanos pues con él podían construir grandes casas y barcos y con él mismo podían destruir a sus enemigos. Thor tiene ambos poderes, la destrucción de su enemigo «la ilusión», y la construcción de un futuro real, el que se basa en pensar menos y actuar más. Tiene el arma perfecta.

2) El martillo representa la dignidad, «Solo aquel que sea digno podrá ser capaz de levantar el martillo y ser llamado Thor Dios del Trueno». Para los vikingos, aquel que no se dejaba vencer por las dudas de la mente, por el sabotaje de esta misma, era el único digno para levantar el martillo, y recordemos lo que significa el martillo para ellos; en otras palabras, se convierte en un ser humano capaz de destruir las fantasías y construir su futuro.

 

Thor es un personaje que quien lo quiere, es porque lo ha leído o visto en los cómics. Thor, no piensa mucho, y no porque sea tonto, es porque ya sabe lo que quiere para él y para el mundo. Este Avenger pelea contra cualquier adversidad sin importar quién sea, no piensa en la derrota, porque ella no existe hasta que se haga realidad, siempre se dirige a la batalla, a su objetivo, e intenta dar todo de sí. ¿No me cree? Un par de ejemplitos:

a)Thor vs Apocalipsis: ¿qué mejor ejemplo para empezar que ver a Thor luchando contra un ser inmortal? Yo no sé ustedes, pero a mí de niño me mataba de miedo Apocalipsis, pues mientras que en las demás fábulas de la tele los villanos se morían con chispitas (Power Rangers) y todos volvían a la normalidad, Apocalipsis era un ser tan supremo que los capítulos de la serie de los 90’s comenzaban en el futuro, cuando nadie lo había derrotado y todos los X-men estaban muertos 🙁 . Thor sabe esto, y Thor puede morir pese a ser un dios, sin embargo, se enfrenta sin pensarlo uno a uno frente a esta deidad de los cómics, tanto así que no le mata, sino que loe encierra en el origen del tiempo.

b) Thor vs Sentry: Sentry es el Superman de Marvel solo que con problemas mentales. Es un ser que tiene el poder de mil supernovas estallando, una exageración más allá de lo que puede Thor. Y de hecho, Thor no puede contra él, es derrotado, sin embargo, aún así le dio pelea con tal de evitar una masacre peor.

c) Thor vs Galactus: qué más muestra de valor que pelear no contra un dios, sino contra una fuerza de la naturaleza, con algo que existe en el universo como un ecosistema, como existe el león y la gacela, el ciclo de la vida es ser devorado por la cadena superior alimenticia. Pues bien, sin importar lo que digan las leyes de la naturaleza que son más fuerte que cualquier deidad, Thor se enfrenta a Galactus, sabiendo que este devora mundos y que en algún momento devoró Asgard. A Thor no le importa lo que su mente o el miedo le dicten, él sabe quien es, él es digno, él es Thor y sabe lo que debe de hacer.

d) Thor vs Ronan: hay una escena la cual me gusta mucho de Thor en la serie «Avengers, Earth’s Mightiest Heroes», que es cuando Ronan llega a la Tierra y manda un super rayo suficiente para destruir el planeta y conquistarlo. Los Avengers van de camino a la nave de Ronan, y en eso ven que un rayo viene, y mientras Tony Stark está pensando en qué hacer con ese rayo, Thor, sin aviso, sin preguntarle a nadie, sin pensar en lo que podría salir mal, abre la escotilla de la nave y detiene el rayo con su cuerpo; un rayo que lo deja en estado de hibernación por un tiempo, es decir, lo mató (así mueren los asgardianos). Esa escena dura como 2 minutos, pero le hace honor a Thor y su reputación del rayo de la voluntad.

Pues bien lectores, eso sería lo que les quería compartir sobre este simbólico personaje. Cada lector se inclina por algún héroe, ya sea el Capi América, la Capi Marvel, Iron-Man, Hulk, Punisher, Daredevil, los X-men, entre otros; de hecho, si quieren ver el lado simbólico del Rogers y Stark, les recomiendo hacer click en este enlace. Sin embargo, si usted toda su vida se interesó en Thor y nunca supo por qué, acá le dejo esta posibilidad, porque tal vez, su sombra blanca, su yo interno aspira a sacar a Thor, a ser más decidido, a dejar de pensar tanto en las fallidas posibilidades y mandarse al abismo del «tal vez lo logre, tal vez me salga bien, tal vez tenga éxito». Si no lo logra, al menos su mente no lo va a haber manipulado, Loki no habrá dañado su autoestima, porque ese es el problema de Loki, que al igual que en los cómics, está detrás de todos nuestros problemas, llamémoslos como los llamemos: ansiedad, ira, estrés, enojo, miedo, vergüenza, etc. Loki es la mente detrás, la manipulación, quien mueve nuestras fichas mentales sin darnos cuenta, de donde nacen la ficción del machismo, del racismo, del odio, de la vergüenza, porque nos hace ver las cosas como no lo son: a la mujer como inferior, al de otra raza diferente, a quien nos hace daño como el enemigo, a que lo más importante de la vida es lo que digan de nosotros.

Entonces, la próxima vez que tengan dudas, que el miedo los paralice y que le den muchas vueltas a un asunto, invoquen a su Thor interno y como un rayo afronten ese problema o decisión de una vez por todas! Actúen como el dios del trueno, al cual no le importa el enemigo, no le importa cuan temible se vea y que le muestre mil veces que va a perder, siempre se va hacia lo que quiere, hacia su objetivo, sin que nada lo detenga.

 

 

P.D. #1. Pareciera que soy un fanboy de Thor, pero no es así, de hecho está bastante abajo de mi top, soy un fanboy de Marvel en general, y de todas las ricas historias cargadas de heroísmo que nos ofrece a cada serie, película o cómic. Es que no me han escuchado hablar de Ghost Rider, de la Capi Marvel o de Ant-man porque ahí sí me vuelvo más loco.

P.D.#2. Recomiendo lean todo lo actual de Thor: The Unworthy Thor y The Mightiest Thor (Jane Foster), pues le aseguro sin lugar a dudas, y le devuelvo su dinero si así no es, que es lo mejor en historia que tiene Marvel ahorita, ver a Odinson más allá de ser definido por su arma, redescubriéndose a sí mismo y a Jane Foster siendo la mejor portadora del Mjölnir no tiene comparación alguna, es sublime, y me encantaría hablarle del simbolismo de esas historias, pero no deseo hacer más spoiler y extender inclusive más el artículo.

1 Comentario

  1. Vos mencionas que » Para los vikingos, aquel que no se dejaba vencer por las dudas de la mente, por el sabotaje de esta misma, era el único digno para levantar el martillo» ¿Esto quiere decir que Thor por ser digno de Mjönir no puede ser engañado por Loki, en caso de que lo intente, sabría reconocer que lo engaña?. Pongo una posible afirmación de esto cuando Thor llega a hablar con Loki luego de la muerte de Freya y este le dice que deje de olcultarse y él le muestra su verdadera cara, referencia que también haces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here