Este artículo es el 2do de una serie sobre cómo planear y preparar un viaje a Japón. Pueden ver la primera entrega aquí.

En esta segunda entrega hablaremos del tema de transporte e internet. Empezaremos por lo más sencillo, el acceso a internet.

Acceso a Internet

Aunque parezca increíble, el acceso a Internet para los visitantes a Japón era, hasta hace pocos años, bastante limitado. Hablamos que alquilar un chip para teléfono con acceso a datos por 15 días, y limitando al máximo dicho acceso (es decir, no usar mapas, solo usar translator, revisar correos ni de broma) te podía costar hasta 100 dólares como base (en un viaje pagué el doble de eso, pero ya hace 9 años de eso). Y hablo de un acceso limitadísimo. Incluso, en la mayoría de hoteles no había WiFi, sino solo “internet de cable”… ¡mismo que no tenían! así que tenías que ir a comprarlo si andabas laptop o buscar un mini router que te diera una pequeña wifi. Es un dispositivo muy barato que valía alrededor de 3000 colones.

Poco a poco eso fue cambiando, y con el anuncio de las Olimpiadas 2020 en Tokyo, la industria turística ha crecido bastante y, con ello, las facilidades. Hoy día, prácticamente todos los hoteles tienen WiFi, así que la necesidad de ir a comprar un adaptador Ethernet-WiFi es mucho menor.

Y también, mejoraron los planes de chip para teléfono con datos: hoy día con alrededor de 88-90 dólares, puede alquilarse un SIM con 10GB de limite para un periodo de 60 días, solo para datos y con velocidad 4G. También hay planes que por aproximadamente 60 dólares te dan 350MB de datos diarios a 4G y después de eso te bajan la velocidad: básicamente como funciona aquí. Los chips con número incluido son un poco más caros.

Otro gran detalle es que ahora uno puede RESERVAR estos chips en línea, recogerlos en el aeropuerto (normalmente los aeropuertos grandes como Kansai -Osaka-, Narita y Haneda tienen varias oficinas para esto) y te vas con todo montado. Es importante asegurarse que el proveedor que se seleccione tenga oficinas en el aeropuerto donde uno llega: no vaya a ser que llega a Haneda y lo contrató con un proveedor que tiene oficinas en Narita.

Muchos de los chips son DESECHABLES, ellos solo te piden botarlo convenientemente. Otros dispositivos o chips pueden requerir que los entregues de vuelta en el aeropuerto. Es muy importante revisar las condiciones del proveedor y considerar el tiempo requerido para los trámites (sobre todo si hay devolución) para no exponerse a multas, o perder vuelos por falta de tiempo.

Hay otra opción muy popular si se viaja en grupo: el “poket wi-fi“: un pequeño router portátil basado en telefonía 4G. Tiene la ventaja de que si van en grupo el costo se reparte entre todos, pero también está el problema de que si el grupo se separa, algunos quedan con Internet y otros no. Además hay que considerar que el dispositivo debe devolverse y pagar un seguro que se re-embolsa. Otro problema es que hay que andar cargándole batería.

Analice sus opciones y planee con anticipación. Lo mejor de todo es que usted puede salir del aeropuerto con el internet instalado y listo.

Algunas personas prefieren no alquilar nada y depender de las redes públicas en varias sodas, hoteles, cafés y otros establecimientos; pero sinceramente es muy cansino estar en eso. En especial si no se hospeda en hotel. Mi mejor consejo en este sentido es no depender de nada o nadie.

Transporte

Este es el tema logísticamente más complicado y que puede convertirse en un generador de costos inesperados.

Si hay una regla de oro a seguir en Japón es: EL TAXI ES SU ÚLTIMO RECURSO. Es carísimo. Excesivamente. ¿Taxi del aeropuerto a su hotel? Ni de broma si hablamos de Narita u Osaka. Use el taxi solo como último recurso si se pierde después de que cerraron los trenes y, aún así, asegúrese de caminar tanto como pueda para acercarse a su destino.

Prácticamente todo Japón está cubierto de trenes, y cada ciudad tiene varias compañías; normalmente las compañías más pequeñas son “locales” y cubren áreas específicas. Las ciudades más grandes tienen incluso varias compañías de trenes y de metro subterráneo. La compañía más grande y con más presencia en todo Japón es la JR Group. Y casi con total seguridad la usará bastante tanto si se queda solo en Tokyo como si decide visitar varias ciudades.

Las grandes estaciones (créame cuando le digo que fácilmente una estación mediana puede ser como del Paseo Colon al San Juan de Dios solo en largo.. algunas pocas son como todo el centro de San José y perderse ahí es bien jodido) son compartidas entre varias compañías, y es ahí cuando toca a veces pasarse de una a otra. En esos casos hay que pagar la diferencia del tíquete. A veces los japoneses permiten que usted solo se pase dentro de la estación, pero al salir y tratar de usar el ticket o tarjeta con la que entró, el sistema detectará que usted tiene que pagar ahí la diferencia.

Para cada ciudad, normalmente existe una línea de tren principal que va de “lado a lado” (como en Sendai, Kyoto o Fukuoka) o que hace un circuito circular (las más emblemáticas son la Yamanote en Tokyo o la Loop Line en Osaka). A continuación podemos ver los circuitos de Osaka y Tokyo.

Y comparar contra Sendai y Kyoto

Es muy recomendable que el hospedaje esté lo más cerca posible de la línea principal de la ciudad que visitas. Esto ahorra transbordos, tiempo y mucho dinero.

Hay que advertir que es muy común que los mapas de recorrido de Metro y Trenes vengan separados. Cuanto más grande la ciudad (Tokyo el ejemplo más claro), más difícil encontrar un solo mapa que traiga todo. Existen, pero hay que fijarse bien en la leyenda de los mapas. Igual, es muy común conseguir mapas (especialmente en Tokyo) que cubren solo los trenes de JR, y eso te quita perspectiva de las posibilidades que existen.

Una opción muy económica pero que puede restar tiempo son los buses. Son más baratos que los trenes pero cuesta más agarrarlos y conseguir mapas. Además duran más, pero el paseo puede ser bastante relajante y dar otra perspectiva. Yo recomiendo informarse muy bien para asegurarse de no perderse al tomarlos; pero prefiero ir a lo seguro y tomarlos sólo sin son la única vía.

Queda un último punto: el transporte entre ciudades.

Hay 4 opciones:

  • Lineas aéreas económicas: En Japón existen varias aerolíneas de bajo costo, pero el problema es hacer las reservaciones pues se enfocan principalmente en el público japonés. Puede que ahora con la cercanía de los JJOO haya más apertura hacia los extranjeros e interfaces en inglés.
  • Shinkansen: más costoso pero simplemente INOLVIDABLE. Además tiene un truco que puede resultar clave: ¡el JR PASS!
  • Trenes normales: más barato pero el tiempo y los transbordos pueden hacer que se dure hasta 6 veces más que en un Shinkansen, o simplemente sea inviable.
  • Buses: existen muchos buses nocturnos que hacen recorridos de al menos 4-6-8 horas entre ciudades. Bastante baratos y buenos. Cada cierto tiempo por ley, todos los buses en Japón hacen “paradas técnicas” para que el chofer haga estiramientos y descanse, así como para que los viajeros evacuen sus necesidades. Existen múltiples tramos destinados para este fin.


El Shinkansen conmemorativo de Evangelion recorre la ruta entre Shin Osaka y Hakata.

La clave para moverse en Japón es el JR Pass. Como mencioné, JR Group es la empresa que cubre casi todo Japón y ellos ofrecen un tiquete un poco “caro” llamado el JR PASS, que permite viajar en prácticamente todas sus líneas, en decenas de buses e incluso a Ferris (solo algunos seleccionados que puede incluir en su viaje) por una cantidad pre-determinada de días. Y, resulta que ¡incluye el Shinkansen! Basta usar el Shinkansen 2 veces para salir poco menos que tablas en costo, pero al poder usarlo para viajar dentro de la ciudad la ecuación compensa complemente la inversión. Y si decide hacer el popular trayecto Osaka-Kyoto-Tokyo, tendrá que usarlo al menos 4 veces y eso significa que ahorró mucho dinero. A pesar de que el costo del Pase parece alto, para alguien que va a andar bastante por Japón el ahorro es demasiado significativo.

El único detalle de usar el JR Pass para los Shinkansen es que solo se puede viajar en los vagones “libres”, es decir, donde no hay reservación. De esta forma, es importante llegar temprano para “agarrar campo” (pero nunca los he visto saturados, al menos en mis experiencias.. siempre he conseguido buen lugar).

Es muy importante recordar que debe comprar el JR Pass antes de ir a Japón. El mismo le llegará a su casa (aquí en Costa Rica) y al llegar a Japón tendrá que activarlo. Una vez activado, empiezan a correr los días.

Otro detalle, el JR PASS es PERSONAL e INTRANSFERIBLE.

Si decide no irse a hacer mucho turismo o no hacer recorridos largos, la empresa JR también ofrece varios “pases especiales” en varias ciudades solo para turismo en en ella y sus alrededores (Tokyo, Osaka, Matsue, Sendai). O si prefiere moverse en Metro, la empresa de metro también ofrece pases ilimitados por varios días que proporcionan un ahorro sustancioso.

En la siguiente entrega, hablaré de algunos recorridos populares para visitar Japón y también sobre Tokyo.

Compartir